Imparables robos en Saltillo reconocen autoridades

El secretario de gobierno en Coahuila, resaltó que se tienen avances respecto al robo a mano armada de una joyería que ocurrió el martes. Debe incrementar la presencia policial en el sector comercial.
Joyería asaltada el martes en Saltillo.
Joyería asaltada el martes en Saltillo. (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

La coordinación entre el Gobierno de Coahuila y el Municipio de Saltillo para combatir la violencia es permanente, pero son necesarias acciones para evitar los robos a viviendas y peatones, así como situaciones de riesgo como el atraco con violencia que ocurrió el martes en una joyería.

"Si bien es cierto los montos muchas veces no son muy elevados, al usar armas de fuego y al amedrentar a la gente se genera un riesgo".

Los robos siguen y por ello es necesario fortalecer las estrategias de seguridad, dijo el secretario de Gobierno en el estado, Armando Luna Canales. Aseguró que está en permanente comunicación con el alcalde Isidro López Villarreal.

"Tenemos comunicación fluida y constante con el alcalde de Saltillo. Obviamente hay áreas de preocupación, como el asalto a la joyería y debemos seguir trabajando en los esquemas de patrullaje y permanencia, de presencia de la Policía Municipal y de ampliar la capacidad de cobertura y despliegue de la Policía Municipal", señaló.

Aseguró que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) tiene avances respecto al robo a mano armada de una joyería que ocurrió el martes y se pronunció porque las autoridades municipales incrementen la presencia policial en las zonas comerciales de la ciudad.

"Tenemos que trabajar sobre todo en la prevención del robo a casa habitación y en el robo a transeúnte, que son los delitos de mayor incidencia en el Estado y no se puede dejar de lado el robo a negocio, que si bien es cierto hay una menor cantidad, la incidencia y el impacto en la ciudadanía es mayor", señaló.

"Debemos tener mucho cuidado porque si bien es cierto los montos muchas veces no son muy elevados, al usar armas de fuego y al amedrentar a la gente se genera un riesgo que no queremos que exista en el Estado".