Robo a casa, 'especialidad' de ladrones colombianos

El modus operandi consiste en “verificar que el domicilio esté solo, y posteriormente se introducen para apoderarse de objetos”.

México

Los reportes describen que provienen de Colombia, país del que, junto con otros del mismo subcontinente y centroamericanos, se dedican a robos específicos, aunque no siempre es corroborada su nacionalidad.

Lo que sí está comprobado, de acuerdo con informes oficiales, es que de los 84 extranjeros detenidos durante los últimos meses, 50 son colombianos y su especialidad es el robo a casa habitación.

Dependencias del Gobierno del DF, como la Secretaría de Seguridad Pública y la PGJDF, han definido el perfil de los presuntos delincuentes, quienes se especializan en diferentes tipos de delitos, en especial de aquellos que provienen del país sudamericano.

La procuraduría ha tenido que realizar operativos especiales, sobre todo en colonias de influencia económica, donde más han apresado delincuentes dedicados al robo de casas, como sucede en Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc, sobre todo en la primera.

El pasado septiembre fue cuando la procuraduría corroboró la incidencia delictiva en ese rubro, ya alertada por la policía preventiva, cuando detuvo a cuatro personas de nacionalidad colombiana, tras poner en marcha el operativo denominado Lomas, ya que es una de las zonas en que se mueven presuntos delincuentes dedicados a ese ilícito.

Del análisis de las averiguaciones previas, según el informe de la PGJDF, "se logró identificar diversas zonas de riesgo, horarios críticos y perfiles de las víctimas, por lo cual se establecieron rutas de vigilancia y un despliegue estratégico de policías de Investigación y de la SSP, lo que permitió ubicar el área de actividad de estas personas".

De enero a ese mes, sumado a los cuatro detenidos en esa ocasión, la procuraduría detalló que había consignado a 38 personas de origen colombiano dedicadas a diversos delitos, "principalmente robo a casa habitación, lo cual se suma a los 39 de la misma nacionalidad, asegurados en 2013".

Funcionarios de esa dependencia aclararon que no se trata de criminalizar a ciudadanos de aquel país, pues también hay mexicanos dedicados a esos robos; lo que llama la atención, dijeron, es la reiterada incidencia, como se ha comprobado con otras personas de origen venezolano, que se dedican a clonar tarjetas de crédito y saquear cajeros automáticos mediante mecanismos sofisticados.

Durante un operativo en la delegación Miguel Hidalgo, la Policía de Investigación apresó, entre otros grupos de presuntos colombianos, a Claudio Ruiz Pinzón, Ricardo Urrego Beltrán, Luz Nelly Castañeda y Giovani Posada Lizarrazu, quienes operaban en Polanco.

Las cédulas de identificación oficial señalan que miembros de grupos delictivos, luego de ser apresados con base en imágenes de cámaras de videos particulares, admitieron que mientras algunos de ellos entraban a las casas, los demás esperaban en el exterior, a la expectativa, "siempre comunicados telefónicamente".

El modus operandi: "verifican que el domicilio solo, tocando el timbre y posteriormente se introducen para apoderarse de objetos de valor, en ocasiones distraen al portero o empleado de seguridad, para poder ingresar. Utilizan vehículos de lujo, generalmente rentados, con placa cubierta con acrílico color humo"

Compañías aseguradoras, como ADT, mientras tanto, señalan que diciembre es el mes en el que se registran aumentos de robos a casa habitación sin violencia, que llega hasta 18 por ciento, y para reforzar la tesis, dicha empresa recurre a estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública, cuyas averiguaciones previas muestran "un aumento sostenido en los últimos 17 años".

"El incremento en robos que se observa en estas fechas, de acuerdo con la compañía, equivale a 17.6 por ciento, cifra que resulta al comparar estos meses de vacaciones con el resto del año", según Roberto Rivera Mier, director de Relaciones Institucionales.

Las estadísticas de la PGJDF indican que hasta noviembre pasado, el número de robos con violencia a casa habitación, clasificados entre los de "alto impacto social", osciló entre 40 y 50 cada mes.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]