Investiga PGJDF a empleados de Bancomer por robo del siglo

El subprocurador Oscar Montes de Oca dijo que los falsos custodios actuaron con precisión, por lo que se presume la participación de empleados de la institución financiera y la empresa de valores.
Vehículo que utilizaron los delincuentes.
Vehículo que utilizaron los delincuentes. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La investigación sobre el fraude de más de 9 millones de pesos a una sucursal de Bancomer en el Centro Histórico apunta a que hay alguna implicación entre empleados de esa institución financiera y la empresa de valores Tecnoval.

Hasta el momento han declarado siete personas, entre custodios y trabajadores de esa sucursal, informó Oscar Montes de Oca Rosales, subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

En entrevista precisó que en los hechos participaron cuatro sujetos, de los cuales tres ingresaron al banco y uno más esperó en la camioneta con logos de la empresa que poco después fue encontrada en calles de la delegación Venustiano Carranza.

"Estas personas contaban con información sensible, con datos completos, actuaron con mucha precisión, lo que hace presumir que sí hay participación de algunos empleados de la compañía de valores o del banco en el evento en el que se apoderaron de más de nueve millones de pesos", señaló.

Indicó que de acuerdo con las indagatorias los presuntos responsables portaban uniformes similares a los que usan custodios que acuden frecuentemente al banco, además de que llevaban armas y chalecos, con lo que lograron engañar al cajero principal.

Afirmó que también se investiga si se alteró el catálogo de empleados autorizados para recoger los valores o solamente se falsificó una de las hojas en la cual aparece el nombre y la fotografía del sujeto que tuvo contacto directo con el empleado bancario.

"Esta persona llegó, presentó su identificación, le dijo al cajero que estaba en la página ocho de ese catálogo y efectivamente estaba en ella, pero ese catálogo fue alterado, por lo que estamos revisando si se trata sólo de esa página o le dieron al banco otro catálogo que no correspondía al original", detalló.

El funcionario comentó que este sujeto no es empleado de la citada empresa de traslado de valores, lo que confirma que el nombre que aparece en la página es falso, mientras que la fotografía sí corresponde a las características de esta persona.

En consecuencia, aseveró, ya se elaboran los retratos hablados de sus tres presuntos cómplices, ya que en los videos de las cámaras de vigilancia del banco se aprecian con claridad sus características físicas y fisonómicas.

Montes de Oca Rosales indicó que por los hechos la averiguación previa se inició por el presunto delito de fraude, en virtud de que el cajero principal entregó de manera voluntaria, pero con engaños, el dinero que se encontraba en la bóveda.

Abundó que cuando sucede un robo se entrega o se sustrae dinero u otros objetos sin el consentimiento de la víctima, lo cual no sucedió en el evento ocurrido en la sucursal bancaria que se ubica en calles de la delegación Cuauhtémoc.

Por último, el subprocurador precisó que se efectuó el rastreo de las huellas dactilares de los presuntos responsables y en cuanto los peritos entreguen los resultados se compartirán con procuradurías de otras entidades, para verificar si están relacionados con algún otro hecho delictivo.