Robo simple y lesiones no graves, a juicio oral desde el viernes en el DF

EL TSJDF coincide en que se privilegiará la reparación del daño a víctimas de delitos como hostigamiento sexual, fraude, despojo y allanamiento de morada, entre otros; pronostica que solo uno de ...

La justicia penal se transformará el viernes en la Ciudad de México cuando entren en vigor los juicios orales sobre delitos no graves. Los voluminosos expedientes de papel que eran cosidos con hilo y aguja quedarán atrás para dar paso a las audiencias grabadas en audio y video.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF, Édgar Elías Azar, y el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Manuel Granados Covarrubias, coinciden en señalar que la mayor bondad de la oralidad es constituir una justicia pronta y expedita en la que se privilegie la reparación del daño a la víctima.

El pronóstico del Poder Judicial capitalino es que las personas detenidas difícilmente pisarán la cárcel debido a que, desde el inicio de la averiguación previa, privilegiarán los medios alternativos de solución de conflictos, como es la mediación y conciliación entre víctima y victimario.

De hecho, Elías Azar anticipó que una de las metas planteadas es que solo uno de cada 10 asuntos concluyan en una sentencia en los delitos que se persiguen de querella, como robo simple, lesiones que no ponen en peligro la vida, hostigamiento sexual, fraude, despojo y allanamiento de morada, entre otros.

“¿Cuánto va a durar un juicio?, todo depende de si se puede terminar en la Procuraduría, se puede terminar en mediación, se puede terminar aquí en el Tribunal en un minuto, en una mañana, en una hora, en una audiencia.

“Yo espero que ese éxito de mediación y de conciliación prevalezca aquí para quitarle al Tribunal 90 por ciento de los delitos no graves, que sería exitosísimo, porque lo que vale no es tanto sancionar un delito menor que no tiene impacto social, sino repararle el daño a la víctima y que se vaya satisfecho”, dijo.

DELITOS MENORES

Informes del TSJDF indican que durante el año pasado fueron ingresados 16 mil 326 expedientes en juzgados penales de delitos no graves. En ese mismo periodo se contabilizaron 9 mil 582 procesos, además de que los jueces emitieron 9 mil 181 sentencias.

Con estas cifras, el Tribunal alistó a 40 jueces orales, que serán los primeros en atender los asuntos, y paulatinamente entrarán en funciones otros 50 impartidores de justicia.

En tanto, la Procuraduría General de Justicia del DF creó la Fiscalía de Litigación, en la que 40 facilitadores intervendrán al inicio de la averiguación previa para intentar conciliar y concluir a la brevedad el asunto. Ahí también estará igual número de defensores de oficio.

En tanto, la Secretaría de Seguridad Pública de la capital conformó la Unidad de Seguridad Procesal con 220 elementos de la Policía Bancaria e Industrial. Ellos fueron capacitados para saber cómo preservar los elementos probatorios, el traslado de personas y cadena de custodia.

Los diputados de la Asamblea Legislativa del DF tuvieron a su cargo la adecuación de 44 leyes vigentes en la ciudad bajo el propósito de armonizarlas con el nuevo Sistema de Justicia Penal, y aunque ya fueron publicadas en la Gaceta Oficial, los ordenamientos pueden ser modificados nuevamente.

“Lo que estamos previendo es que, como toda norma es perfectible y necesitamos saber con su aplicación cuáles serán los resultados que se tengan en los primeros meses e ir adecuando, hay que fortalecer la capacitación de quienes intervienen en el proceso para ver cómo se maneja y a partir de ahí hacer las adecuaciones correspondientes”, puntualizó Granados Covarrubias.

Todas estas acciones obedecen a la reforma constitucional publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio de 2008, que obliga a las autoridades estatales a cambiar su tradicional sistema de justicia penal por la oralidad.

Para ello, se estableció un lapso de ocho años a fin de que los gobiernos y tribunales superiores de justicia de los estados se alleguen de infraestructura, normatividad, instalaciones especiales y capacitación a jueces, defensores, ministerios públicos y peritos.

En el caso del DF, fue el Instituto de Estudios Judiciales del TSJDF donde recibieron capacitación por 620 horas todos los involucrados. De hecho, llevaron a cabo simulacros de juicios orales.

“Esto es una escuela, va a ser un buen ensayo, no solamente para nosotros, sino para el ministerio público y la defensoría. Y este tiempo que vamos a pasar juzgando delitos no graves, trataremos de que no pasen muchos delitos, que se fortalezca el tema de la mediación, sobre todo el tema de la reparación del daño a la víctima.

“Aquí vamos a ver cuáles son las debilidades que tiene la Judicatura, vamos a ver las fortalezas que tiene la Judicatura y van a exhibirse los mejores jueces y aquéllos que no tengan ese debate oratorio, esa argumentación jurídica pública que exigen los juicios orales”, comentó Elías Azar.

EN CAMINO…

Ante los errores cometidos en otros estados, las autoridades capitalinas decidieron introducir los juicios orales paulatinamente, a pesar de que esto provocaría que fuera una de las regiones con mayor rezago en la implementación de la reforma constitucional.

En octubre de 2008, el TSJDF comenzó a aplicar los juicios orales en los procesos para adolescentes, pero únicamente fue para delitos no graves. Por falta de infraestructura y recursos económicos, el presidente del órgano autónomo pidió este año una prórroga para concretar la justicia oral a menores de edad acusados de delitos graves, como homicidio o secuestro.

Posteriormente, el 1 de enero de 2013 entraron en vigor los juicios orales en las materias civil y mercantil, permitiendo que se redujera en 80 por ciento el promedio de duración.

Los datos del Tribunal establecen que con el juicio escrito los procesos tardaban en resolverse hasta dos años, pero hoy en día en materia civil es de 2.4 meses y en materia mercantil es de 2.7.

Apenas en agosto de 2014 se aplicó parcialmente la oralidad en materia familiar. Hasta noviembre pasado sumaban ya mil 706 expedientes ingresados. El primer mes llegaron 197, después aumentaron a 353 y en octubre ya eran 751 casos, los cuales descendieron en noviembre pasado a 405.

NUEVO SISTEMA DE JUSTICIA APLICACIÓN EN EL PAÍS

Junio 2008. Se publica en el Diario Oficial de la Federación la reforma constitucional que obliga a las entidades a cambiar al sistema de justicia oral.

Noviembre 2014. En vigor, los juicios orales en materia penal federal en Puebla y Durango, primeros estados en aplicar el nuevo modelo de justicia.

16 de enero de 2015. A partir de esta fecha entran en vigor en la Ciudad de México los juicios orales penales en delitos no graves.

Junio 2016. Fecha límite para que en todas las entidades de la República quede establecidos el nuevo sistema de justicia, como lo señala la reforma.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]