Denuncia penal contra hijo del secretario de Gobierno

Apodado El Parca, golpeó, encañonó y amenazó de muerte a un joven en hechos ocurridos en un restaurante de Zapopan, en abril pasado

Guadalajara

Sergio Miguel Martín Castellanos, agredido por Roberto López Rivera, alias La Parca, en abril pasado, ratificó esta mañana su denuncia penal por los hechos en los que fue golpeado, encañonado y amenazado de muerte por el hijo del secretario General de Gobierno de Jalisco, Roberto López Lara.

Presente en la Dirección de Averiguaciones Previas, a donde asistió con sus padres ante el agente del Ministerio Público, los familiares aseguraron que han sido hostigados y amenazados de forma constante en las últimas semanas, por lo cual consideraron importante que se ratificara la querella para que se deslinden responsabilidades y se protejan los derechos del joven.

De acuerdo a los quejosos, el hijo de López Lara, en un restaurante de Zapopan, sobre avenida Clouthier, el pasado 24 de abril, arremetió pistola en mano contra el joven de 20 años en los baños de una marisquería, en un momentáneo ataque de celos por una ex novia del acusado, pese a ser viejos compañeros de la Universidad del Valle de México en Guadalajara.

“De aquí no sales, te va a cargar la verga [sic] quería que entendiera que él tenía el power […]  ese es lugar en donde nos reunimos algunos amigos. Ese día, él (La Parca) estaba en una mesa y yo en otra; fue casual. Fui al baño y La Parca también. Al entrar me vio y comenzó a reírse. Me acuerdo que traía una sobaquera, de la que sacó una pistola y me preguntó en tono retador que qué. Me dio risa. Él sacó el arma y me la puso en la panza y jaló el gatillo. No disparó porque tenía puesto el seguro; nada más sonó el taca, taca”, declaró el agraviado en un testimonio ofrecido a Proceso Jalisco hace cinco semanas. “Yo agarré la pistola para bajársela. En ese momento llegó uno de sus acompañantes y me golpeó. Logré agarrarlo de la camisa, mientras Roberto López Rivera recuperaba su arma. Luego me golpeó con ella en el lado izquierdo de la cara”, lo que le provocó una herida de cuatro centímetros cerca de la sien, por lo que tuvo que ser trasladado a la Cruz Verde de Zapopan.

La familia fue buscada después por el junior, quien pretendió ofrecer una disculpa por el incidente, pero fue rechazado dado que fue un “claro abuso de poder”. Por eso han ratificado la denuncia esta mañana.