Roban hotel a punta de machete

Al menos 28 sujetos armados con cizallas, cuchillos y garrotes llegaron al lugar y desalojaron las habitaciones.
Algunos de los autores del atraco.
Algunos de los autores del atraco. (Fernando Meraz)

Playa del Carmen, Quintana Roo

Una banda de sujetos armados con machetes y garrotes irrumpió en el hotel Fusion, en el centro de la zona turística de Playa del Carmen, sacaron a los huéspedes y les exigieron entregar joyas, relojes, cámaras, computadoras y efectivo.

Cuando lo hacían, elementos de la Policía Turística de Seguridad Pública Municipal que hacían su rondín en la zona pidieron refuerzos y varias patrullas detuvieron a 28 sujetos; otros lograron escapar.

Los hechos sucedieron a las 5:00 horas, de acuerdo con el reporte enviado al director de Seguridad Pública, Rodolfo del Ángel.

Al recibir el informe, Seguridad Pública de Solidaridad puso en marcha un operativo para evitar que se consumara el atraco y detener a los asaltantes, quienes la tarde de ayer fueron entregados a la Procuraduría de Justicia en Cancún, donde hasta anoche eran interrogados.

El presidente municipal de Solidaridad, Mauricio Góngora, lamentó el hecho por el impacto en la imagen turística de la Riviera Maya. Dijo que en realidad los presuntos asaltantes fueron enviados por personas que pretendían apoderarse del hotel, cuya posesión está en litigio.

Seguridad Pública estableció que a las 5:30 horas una llamada de una persona que dijo llamarse Rotem Amon, de Israel, pidió que la policía acudiera al hotel ubicado en la Calle 6 y La Playa.

Rotem Amon explicó que el grupo de hombres armados con machetes, palos y cizallas llegaron de manera violenta al hotel, hicieron a un lado a los encargados del turno de la noche y comenzaron a llamar a gritos y golpes en las puertas exigiendo la salida de huéspedes.

"¡Saquen todas sus cosas, hijos de la chingada o les partimos la madre, cabrones!", gritaban a los sorprendidos huéspedes, quienes apenas abrían la puerta eran jalados y llevados a empellones al lobby, prosiguió Amon.

Afirmó que minutos después de su llamada dos patrullas y agentes de la Policía Turística llegaron al hotel. Los agentes indicaron que vieron que los turistas en pijama o calzoncillos, visiblemente asustados, así como notaron personas armadas con palos y machetes.

"Se procedió a llamar a la central de Seguridad Pública para pedir refuerzos y apoyo de más unidades policiacas, ya que esas personas estaban en actitud en extremo agresiva", señala el reporte.

Cuando los maleantes se percataron de la llegada de patrullas y efectivos emprendieron la huida y salieron corriendo rumbo a la playa.

A esa hora, casi las seis de la mañana, llegaron las unidades del operativo dispuesto por el jefe de la corporación, Rodolfo del Ángel Campos, que de manera coordinada detuvieron a 20 personas, otras ocho fueron capturadas poco después.

Agentes judiciales señalaron que los detenidos son investigados también por recientes asaltos a autobuses de pasajeros y camiones de carga ocurridos desde el año pasado en carreteras de Quintana Roo, Tabasco, Campeche y Yucatán.

Al presentarlos ante el agente del Ministerio Público en turno, los detenidos fueron registrados. Algunos llevaban aún parte del botín.

Uno de los presuntos cabecillas, Teo Jiménez Gerónimo, era acompañado por Álvaro Iván Chan Poot y José Manuel Cupul Dzul, los tres armados con machetes.

Arnulfo Gómez Moreno llevaba una cizalla para romper puertas y candados. Jorge Novelo Padilla, en una mochila, escondía ropas de marca extrajera, tras aparatos de sonido y una computadora portátil.

David López Ramírez guardaba dos cámaras fotográficas, cargadores de celular y una computadora Macbook Air Apple. El resto también portaba machetes, cuchillos, varillas y garrotes que arrojaron al piso en su escapada.

Los huéspedes afectados reconocieron sus pertenencias y señalaron a los autores del robo.

Los 28 detenidos fueron entregados a la Policía Judicial en Cancún para ser sometidos a investigación. La vocera de la fiscalía, Tany Salmerón, informó que hasta las siete de la noche continuaban los interrogatorios.