Frustrados por no hallar nómina roban a empleados

El gerente de Simas, Xavier Herrera trató de minimizar el asalto y aseguró que los ladrones sólo robaron dos carteras y dos teléfonos celulares, además añadió que el evento no pasó a mayores.

Torreón, Coahuila

Frustrados por no apoderarse de la nómina del Sistema Municipal de Agua y Saneamiento, dos ladrones terminaron despojando de sus pertenencias a los empleados a quienes los tiraron al suelo para luego intimidarlos con armas de fuego.

Fue alrededor de las 9:10 de la mañana de este viernes, cuando entraron a los patios traseros de la empresa de agua potable, a bordo de una motocicleta con el uniforme de Simas.

Se dirigieron a las oficinas administrativas, en donde irrumpieron a los empleados a quienes les exigieron el dinero de la nómina de pago.

Javier Herrera, gerente de Simas, trató de minimizar el asalto y aseguró que los ladrones sólo robaron dos carteras y dos teléfonos celulares, además añadió que el evento no pasó a mayores.

Se informó que sobre el bulevar Constitución casi esquina con calle Jiménez, los esperaba otro individuo a bordo de una motocicleta, el cual se quedó a las afueras para vigilar los movimientos de la policía.

Los delincuentes al darse cuenta que el dinero de la nómina no estaba todavía disponible, se dispusieron a robar a los empleados, a quienes les quitaron las carteras y teléfonos celulares.

Tres minutos después del asalto, se activó el botón de pánico de las oficinas administrativas de Simas, lo que alertó a la Policía Municipal, la cual montó un fuerte operativo de búsqueda para localizar a los ladrones, pero los resultados fueron negativos.

Una ambulancia de una empresa de primeros auxilios, acudió debido a que los empleados administrativos cayeron en una severa crisis nerviosa.

A pesar que fueron amedrentados con armas de fuego, los afectados resultaron sin lesión alguna.

Una hora después, llegó a los patios traseros de Simas, un camión de valores cuyo vehículo traía resguardada la nómina de pago, por lo que fue entregada bajo una estricta vigilancia.