Roban identidad a joven en Nayarit; defraudan 1,800 mdp

La procuraduría detectó que en 2006 criminales falsificaron la credencial de elector de la afectada y la usaron para abrir una cuenta de cheques; la víctima fue absuelta.

México

Una joven de Nayarit fue víctima de la estafa más grande registrada en la historia de la Procuraduría Federal de la Defensa del Contribuyente (Prodecon). Delincuentes robaron su identidad, y las autoridades le adjudican un fraude por mil 800 millones de pesos.

“A la joven, con motivo de dichos depósitos, se le siguió el procedimiento de comprobación o revisión fiscal como no localizada, pues obviamente jamás se le ubicó en el domicilio falsamente declarado por los delincuentes”, informó la Prodecon en un comunicado.

“Como consecuencia, autoridades del Servicio de Administración Tributaria (SAT) le emitieron una resolución en la que le fijan un adeudo fiscal por más de mil 800 millones de pesos, por concepto de ISR, IVA y IEPS por la venta de alcohol etílico”, agregó.

La Prodecon detectó que desde 2006 los defraudadores falsificaron la credencial de elector de la joven, que coincidió con todos sus datos, a excepción de su firma y foto, y a pesar de los candados de este tipo de identificación, lograron usarla para abrir una cuenta de cheques.

Esta procuraduría omitió publicar los nombres de la afectada y de la institución bancaria, y precisó que aún no identifica a los delincuentes.

“Procedieron a ingresarle durante 2009 depósitos por casi 800 millones de pesos, conducta que fue observada por el SAT”, informó la procuraduría.

La joven inició un proceso que se dictaminó a favor de ella. Un tribunal competente en la materia reconoció que su credencial fue falsificada, “ello en virtud de un informe rendido en el juicio, por el propio vocal estatal del Registro Federal de Electores de la junta local ejecutiva del anterior IFE”.

La institución bancaria donde fue abierta la cuenta reconoció que no pertenece a la joven, por lo que la dio de baja en 2010; sin embargo, la Prodecon indicó que ya se habían realizado depósitos multimillonarios relacionados con lavado dinero, y recursos de procedencia ilícita.

La Prodecon señaló que este caso se aclaró gracias a las regulaciones vigentes que permiten una coordinación entre instancias federales que vigilan el robo de identidad, por medio de bases de colaboración respectivas; sin embargo, la comisión de este ilícito halló resolución casi diez años después que delincuentes abrieran una cuenta con datos apócrifos en una institución bancaria.

La Prodecon alertó a los contribuyentes a estar atentos sobre sus obligaciones fiscales, con el fin de recibir asesoría ante cualquier irregularidad.

La dependencia tiene planeado implantar mecanismos de identificación biométrica para emitir una credencial de elector, lo que aumentará los candados de seguridad para prevenir posibles fraudes, señaló Diana Bernal, titular de esta dependencia, en entrevista radiofónica con Grupo Fórmula.

Sobre el caso de la joven, señaló que han sido comprensivos y agregó que es necesaria una base de colaboración entre el SAT, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ante el incremento en este tipo de delitos.

El presidente de la Condusef, Mario di Costanzo, advirtió a finales de 2015 que el delito por robo de identidad aumentó 10 por ciento anual.

Según datos de esta procuraduría, 65 por ciento de los casos que atendió en 2015 estuvieron relacionados con asesoría, 4% se trató de orientación, mientras que 22% de quejas y reclamaciones, y 9% fue de representaciones legales.

RECOMENDACIONES

El robo de identidad ocurre cuando una persona obtiene, transfiere, posee o utiliza sin autorización datos personales de alguien más.

La Condusef recomienda lo siguiente:

• No ingresar nombres de usuario y contraseñas en sitios desconocidos, y evitar compartir información financiera.

• Utilizar solo páginas electrónicas que cuenten con certificados de seguridad, y en caso de extravío de documentos personales, presentar una denuncia ante la autoridad correspondiente.

• Evitar proporcionar datos personales a encuestadores vía telefónica y revisar periódicamente los estados de cuenta para detectar a tiempo cualquier operación irregular.

• En caso de robo de identidad, sugiere contactar al banco para solicitar cancelación de tarjetas y la emisión de “alerta de fraude”.

• Cambiar las contraseñas o bloquear las cuentas comprometidas es otro paso a seguir, así como recordar que algunas de las entidades que pueden apoyar son la misma Condusef, la Procuraduría Federal del Consumidor y la Policía Federal.

Con información de: Redacción/México