Robacoches balearon a director del Noreste: PGJE

El procurador Marco Antonio Higuera informó que en la agresión y asalto a Adrían López Ortiz participaron dos vehículos y tres sujetos. El auto robado fue encontrado en el municipio de Navolato.

CULIACÁN, SINALOA

Integrantes de una banda dedicada al robo de vehículos fueron los presuntos responsables que asaltaron y dispararon contra el director del periódico Noroeste informó la Procuraduría de Justicia de Sinaloa.

En conferencia, el titular de esa procuraduría, Marco Antonio Higuera Gómez, dio a conocer que aún no se ha establecido el móvil de la agresión contra Adrían López Ortiz, quien fue baleado al ser asaltado y golpeado cuando viajaba en su vehículo en la capital sinaloense.

El funcionario estatal no descartó que se trate de un acto intimidatorio contra los directivos de este medio, debido a las agresiones anteriores que han recibido empleados y reporteros de este diario.

Precisó que la PGJE inició un operativo "sin precedentes" para esclarecer en el menor tiempo posible este atentado. Abundó que las labores de inteligencia y videos de las cámaras de vigilancia de la ciudad arrojaron que fueron dos vehículos que le cerraron el paso al director del diario. Los agresores son identificados como "robacarros".

"Participaron dos vehículos: una camioneta tipo Versa y otro automóvil color verde. Son tres personas las que participan, dos bajan de la camioneta y uno más del verde que refiere también el ofendido", apuntó.

Reveló que el automóvil tipo Altima modelo 2014 propiedad del diario en el que viajaba López Ortiz fue encontrando por el sistema de localización de la unidad en el poblado conocido como Las Aguamitas perteneciente al municipio de Navolato.

En el lugar, dijo, se realizó una inspección ocular por parte de personal de investigación de la procuraduría y fueron asegurados en el interior del vehículo un casquillo percutido calibre .380, así como unos lentes de aumento.

Higuera Gómez afirmó que "hay preocupación" del gobierno de Mario López Valdez por el despojo de vehículos con violencia toda vez que la incidencia de este delito se ha disparado en los últimos meses en la capital del estado.