Roba gasolinera y abandona a su esposa embarazada

El sujeto desató una persecución en la que les disparó a los oficiales para luego atrincherarse en una casa. La pareja fue detenida.

Guadalajara

Un hombre que asaltó una gasolinera junto con su esposa embarazada de 8 meses provocó una persecución e intentó atrincherarse en una casa, tras dispararle a la policía, sin embargo, ambos fueron detenidos.

Personal de la Dirección de Seguridad Pública de Tonalá informó que la pareja fue a cargar gasolina a una estación que se localiza sobre la calle López Mateos, al cruce con Constituyentes, en la colonia Las Conchas, sin embargo, en vez de pagar el combustible, el hombre sacó un arma de fuego y amagó al empleado para despojarlo del dinero, producto de la venta del día.

Con el efectivo en su poder, Clemente Ramírez Saucedo, de 30 años, alias El Moy, aceleró la marcha del Jetta, color gris, modelo 2013, que conducía, no obstante, en ese momento una patrulla municipal hacía un recorrido de vigilancia y fue alertada del atraco, por lo que le marcó el alto al sujeto, quien no obedeció la orden iniciándose así una persecución en la que le disparó a los oficiales.

El Moy desconocía la zona por donde transitaba y tomó la calle Manuel M. Diéguez, en la colonia El Rosario, pero esta rúa hace cerrada, por lo que tuvo que detener su marcha tras chocar contra una camioneta que estaba estacionada.

El sujeto descendió del coche y emprendió el escape corriendo hacia una casa en donde intentó atrincherarse para no ser detenido, mientras que en el vehículo dejó abandonada a María Viridiana García Puga, de 18 años, quien es su esposa y presenta ocho meses de embarazo.

El hombre fue obligado a salir de la finca y fue detenido por la policía municipal, quien trasladó a la pareja a los separos en donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público para que se haga la investigación, ya que en el tiroteo dañó la patrulla.

A la pareja se le decomisaron los mil 380 pesos que obtuvieron del robo, así como la pistola calibre 38, con cuatro tiros útiles al calibre con la que amagaron al empleado.