En Reynosa matan a un federal y lesionan a tres

En Michoacán, la procuraduría estatal confirmó el hallazgo de ocho fosas clandestinas en una localidad del municipio de Ciudad Hidalgo, en las que fueron exhumados 11 cadáveres.
Una unidad de la Policía Federal quedó con impactos de bala
Una unidad de la Policía Federal quedó con impactos de bala (Foto tomada de Twitter)

México

Al menos seis muertos en cuatro entidades, entre ellos un policía federal en Tamaulipas, fue el saldo de la jornada violenta de ayer ligada al crimen organizado, además de que en Michoacán fueron localizados 11 cadáveres en ocho fosas clandestinas.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que alrededor de las 10 de la mañana del jueves, un grupo de hombres armados interceptó y disparó contra policías federales, quienes circulaban en el kilómetro 49 de la carretera San Fernando-Reynosa, cerca de un punto conocido como Periquitos.

Según reportes preliminares, los sicarios iban a bordo de dos camionetas, una Tahoe negro y una Silverado gris, así como en un vehículo Nissan azul.

El GCT precisó que los agresores huyeron por brechas que comunican al municipio Reynosa y minutos después arribaron elementos del Ejército, la Marina, la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

La PGR informó que ya investiga el ataque en Reynosa, donde Los Zetas y el cártel del Golfo mantienen una lucha por el control de las operaciones de narcotráfico.

Autoridades de la dependencia precisaron a MILENIO que en la agresión murió el subinspector Vicente Delgado Acevedo y resultaron heridos el suboficial Gabriel Tabaco Coca, así como los oficiales Ángel Pérez Carrasco y uno de apellidos Hernández Estrada, quienes fueron trasladados vía aérea a un hospital de Monterrey, Nuevo León.

El Ministerio Público de la Federación abrió una averiguación previa por homicidio, lesiones y lo que resulte, mientras el GCT señaló que fuerzas federales y estatales mantienen patrullajes aéreos y terrestres en busca de los agresores.

En Jalisco, la fiscalía estatal informó que fue encontrado muerto Juan Ramón Ramírez Contreras, ex subdirector de la policía de Ayutla.

Abundó que el hallazgo ocurrió alrededor de las 23 horas del miércoles en las canchas de futbol a un costado de la carretera a Barra de Navidad.

A la víctimas se le apreciaron dos heridas por arma de fuego y en el lugar los peritos aseguraron varios casquillos percutidos calibre .9 milímetros y 45.

Con mensaje

En Morelos, autoridades policiacas confirmaron que cerca de las 3 de la mañana del jueves fue localizada una cabeza humana en las inmediaciones del Centro Estatal de Readaptación Social de Atlacholoaya, junto a la cual había un mensaje con amenazas, firmado presuntamente por Jacobo González.

Al respecto, Jesús Valencia, jefe de la Unidad de Reinserción Social de Morelos, confirmó que en el Cereso se encuentra recluido un sujeto con el mismo nombre, pero por el momento no se ha determinado si está ligado con este hecho.

Según los registros, Jacobo González se encuentra recluido desde hace casi dos años sentenciado por delitos del fuero federal. Se le considera un reo de alta peligrosidad, por lo que se solicitó su reubicación a otro penal.

En Oaxaca, la procuraduría estatal dio a conocer que fueron hallados tres hombres muertos en una camioneta abandonada en las inmediaciones del municipio de San Miguel Peras.

Precisó que las víctimas, presentaban huellas de tortura y heridas de arma de fuego. Además, el vehículo en el que estaban tenía reporte de robo en el DF.

Las tumbas

En Michoacán, autoridades notificaron el hallazgo de 11 cadáveres en ocho fosas clandestinas, en un predio de la comunidad de La Venta, perteneciente al municipio de Ciudad Hidalgo.

Abundaron que la localización se logró luego de la captura de 29 sujetos, entre ellos ocho policías municipales, quienes dieron la ubicación de las tumbas.

La procuraduría estatal informó que por la noche del miércoles fueron ubicadas las tumbas, pero fue hasta la mañana del jueves cuando agentes y peritos acudieron a la zona, cerca de la presa de Pucuato, a realizar las excavaciones. Entonces ubicaron las ocho fosas con los 11 cadáveres.

Tras los hechos, decenas de efectivos estatales y municipales, quienes ya forman parte del Mando Unificado, cercaron la Dirección de Seguridad Pública local, ya que fueron investigados prácticamente todos los elementos.

Hasta las instalaciones de la dependencia municipal el alcalde Salvador Peña, para entrevistarse con mandos de la Secretaría de Seguridad Pública y acelerar el proyecto de Mando Unificado.

Finalmente los policías municipales fueron trasladados a las instalaciones de la procuraduría estatal para ser consignados por sus presuntos vínculos con la delincuencia organizada.

Hasta la tarde de ayer, los 11 cadáveres se encontraban en calidad de desconocidos.

Con información de: Jorge Martínez, David Monroy, Óscar Rodríguez y Francisco García Davish