Residentes denuncian inseguridad en Analco

Los vecinos de la colonia aseguran que sujetos que asaltan en otras zonas se esconden en las casas y vecindades y actúan bajo el amparo de la ley.
El comercio de estupefacientes, entre adictos de la zona, es frecuente, según lo dicho por los vecinos.
El comercio de estupefacientes, entre adictos de la zona, es frecuente, según lo dicho por los vecinos. (Patricia Ramírez)

Guadalajara

Vecinos del tradicional barrio de Analco señalan que la delincuencia en la zona ha crecido, pues desde hace unos meses grupos criminales operan desde las viejas casonas y vecindades en donde se comercializan drogas, objetos robados y se ejerce la prostitución.

Los residentes señalan que el movimiento es a plena luz del día y en, algunas ocasiones, hasta con el consentimiento de las autoridades, pues algunos oficiales permiten que las jóvenes se prostituyan en la zona y prácticamente cualquier persona que busca drogas las puede conseguir sin ninguna complicación.

“Han llegado policías a las vecindades después de que hacemos las llamadas correspondientes a los teléfonos de emergencia, llegan, ingresan al domicilio y siempre se van sin haber procedido en contra de estas personas”, señaló uno de los vecinos que pidió mantener su identidad bajo resguardo ante el temor de sufrir una represalia.

La cercanía con el barrio de San Juan de Dios y la zona Centro, en donde la policía de Guadalajara tiene detectados a ladrones “cadeneros” –especializados en jalar prendas de oro a los transeúntes– ha facilitado que estos sujetos escapen en motocicletas y se escondan en las fincas de Analco, complicando su detención.

Los supuestos ladrones no sólo se apoderan de cadenas o aretes, sino que también roban teléfonos celulares que después comercializan en las mismas casonas, así como drogas al menudeo.

MILENIO JALISCO realizó una serie de recorridos por la zona, en diferentes horarios, con los mismos resultados, jóvenes –muchas que se presume serían menores de edad– ofrecen favores sexuales a cualquier hora del día y principalmente en las calles en donde se localizan bares, cantinas y hoteles.

Intervención policial

José Ángel Campa Molina, titular de la policía de Guadalajara, aseguró que al conocer la problemática que se registra en Analco, se tiene contemplado una intervención para la recuperación de los espacios, así como la seguridad de los residentes.

“En la zona de Analco estamos trabajando con operativos constantes con el grupo Gamas y Lobos, en donde se han registrado buenas detenciones, pero se está trabajando intensamente en donde los delincuentes, de las colonias aledañas como San Juan de Dios, tratan de esconderse y donde se está trabajando en un gran proyecto”, explicó el jefe policial.

Campa Molina agregó que los operativos en las zonas aledañas se mantendrán y algunos de ellos se intensificarán, pues hay trabajo en conjunto con la Procuraduría General de la República, el Ejército y la Fiscalía General del Estado.

“A nosotros nos toca prevenir y a ellos [las autoridades federales] lo que les toca es actuar en consecuencia cuando haya algún delito, yo espero que se dé en pocos días, se dé un gran avance en materia de prevención y procuración de justicia”, añadió el encargado de la seguridad de los tapatíos.

La zona

Los vecinos señalan que en la zona hay jóvenes, algunas menores de edad, que se prostituyen

Los sujetos que se dedican a asaltar en el Centro y San Juan de Dios escapan y tratan de ocultarse en las casonas de la zona

Los residentes denuncian que los delincuentes actúan con el conocimiento de las autoridades

La policía de Guadalajara plantea una intervención en el área para reducir la delincuencia