Rescatan a 42 menores de dos albergues en Saltillo

Hipólito Vásquez, director de esos centros, fue denunciado por abuso sexual y extorsión.

Saltillo, Coahuila

Autoridades ministeriales “reventaron” dos centros de rehabilitación que dirigía Hipólito Vásquez Pérez, Papá Polo, acusado de violar al menos a tres menores de edad, y rescataron a 42 niños y jóvenes de entre 11 a 17 años.

Vásquez Pérez fue detenido el pasado jueves por la denuncia de uno de los internos del centro Fundación Jóvenes Saltillo AC, quien lo acusó de abuso sexual.

Tras su captura se sumaron otras dos denuncias, en las que también se involucra al subdirector de la Clínica de Atención para Jóvenes y Adolecentes en Situación Crítica y Prevención Social, Benito Juárez García.

Con base en estas tres acusaciones, todas hechas por varones, elementos de la fiscalía estatal asignados al área de Delitos Familiares, de la Agencia Receptora de Denuncias y de la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia realizaron un operativo en el albergue, ubicado en la calle Correo Mayor, de la colonia Postal Cerritos, donde aseguró a 35 menores, quienes en el transcurso del jueves y el viernes fueron entregados a
sus familiares.

Minutos después, se dirigieron a otro de los centros que dirige Papá Polo en la colonia Antonio Cárdenas, donde rescataron a otros siete niños.

Según la Dirección de Regulación y Fomento Sanitario de la Secretaría de Salud, tres de los cuatro centros de rehabilitación que dirigía Hipólito Vázquez no contaban con los registros correspondientes y ni siquiera tenían un aviso de funcionamiento, el cual implica la existencia de un permiso de la Dirección de Desarrollo Urbano, pues la mayoría de estos centros tienen como sede viviendas de uso habitacional.

Únicamente el centro de rehabilitación ubicado en la colonia Postal Cerritos estaba registrado y fue revisado en noviembre de 2013, de la cual no resultó observación alguna.

Sin embargo, fue de este lugar de donde fueron rescatados 35 niños y jóvenes.

Yezka Garza, titular de la Procuraduría para los Niños, las Niñas y la Familia en Coahuila, dio a conocer que a los 42 jóvenes, 36 de los cuales son hombres y seis mujeres: “Los encontramos con picaduras de chinche... algunos en su declaración referían maltrato o algún tipo de abuso, y los canalizamos al Ministerio Público para que pusieran la denuncia”.

Comentó que las edades de los menores van de entre los 11 a los 17 años,  y todos fueron revisados por tres médicos de la Secretaría de Salud.

La funcionario manifestó que una vez que la totalidad de los menores fueron reintegrados a su familia, la fiscalía estatal hizo que firmaran un compromiso para hacerse responsables del bienestar de los jóvenes y que éstos sigan su proceso de recuperación.

Además, indicó que la procuraduría coahuilense será la que dé seguimiento a las investigaciones Papá Polo y Juárez García.

Manuel González Gallardo, delegado de la región sureste de la procuraduría estatal, precisó que hasta ahora son cinco las denuncias contra los encargados de los centros de rehabilitación.

Abundó que dos de ellas son por abuso sexual contra el subdirector Juárez García, mientras que Vásquez Pérez tiene dos denuncias por el mismo delito y una por extorsionar a la mamá de uno de los internos.

Reveló que ya han declarado más de 40 personas en este caso y están a la espera de recibir más denuncias para consignar a los acusados.

Advirtió que de comprobarse la culpabilidad de estos dos sujetos, los centros de rehabilitación a su cargo serán clausurados de manera definitiva.

El secretario de Gobierno de Coahuila, Armando Luna, indicó que la Secretaría de Salud de la entidad será la que entregue un informe de las condiciones en que fueron hallados los internos.