Rescatan a dos menores víctimas de trata en Oaxaca

Las hermanas de 13 y 15 años eran obligadas a consumir bebidas alcohólicas y tener relaciones sexuales con “los clientes”; detuvieron al presunto responsable, dijo la PGJE.
El procurador de Justicia de Oaxaca, Manuel de Jesús López, informó que en diferentes hechos se han rescatado a 7 menores de edad que eran prostituidas en bares, cantinas, casas de citas y  table dance .
El procurador de Justicia de Oaxaca, Manuel de Jesús López, informó que en diferentes hechos se han rescatado a 7 menores de edad que eran prostituidas en bares, cantinas, casas de citas y table dance . (Archivo/Milenio)

Oaxaca

La policía de Oaxaca rescató a dos adolescentes que eran víctimas de trata de personas, quienes habían sido secuestradas y obligadas a prostituirse.

Los implicados fueron capturados por el Grupo de Investigaciones División Género, en el interior de un centro nocturno, localizado en el municipio Ayoquezco de Aldama, donde se encontraban encerradas con cadena y candados dentro del establecimiento.

Los policías tuvieron que derribar la puerta del inmueble para rescatar a las dos menores de edad.

Según la denuncia presentada ante la Fiscalía de Combate a los Delitos de Genero, las adolecentes recibían órdenes de un hombre de aproximadamente 70 años de edad, quien se encontraba detrás de la barra y las obligaba a ingerir bebidas alcohólicas y tener relaciones sexuales con “los clientes”.

La primera joven rescatada dijo tener 13 años de edad, sollozando hizo saber que se encontraba trabajando en contra de su voluntad; la segunda dijo tener 15 años y ser hermana de la primera; también llorando indicó estar en ese lugar en contra de su voluntad.

Se reportó que en el operativo fue detenido el dueño del bar, al que le fueron aseguradas varias armas de fuego, cartuchos útiles y drogas.

El hombre dijo llamarse Doroteo Isaías Córdova, de 78 años, quien fue remitido ante un agente del Ministerio Público acusado del delito de privación ilegal de la libertad, trata de persona y corrupción de menores.

Además se turnó parte de su captura al ministerio público federal por el uso de arma de fuego prohibida y posesión ilegal de sustancias ilegales.

El procurador de Justicia de Oaxaca, Manuel de Jesús López, informó que en la ciudad de Oaxaca se han rescatado a 7 menores de edad que eran prostituidas en bares, cantinas, casas de citas y table dance y que se han integrado al menos 77 averiguaciones previas además de que se han desarticulado 4 bandas, cada una con 20 miembros, algunos vinculados con el crimen organizado, en su mayoría originarias de Tlaxcala y el Distrito Federal.

Aceptó que Oaxaca es paso y destino de la trata de personas y uno de los principales sitios donde se practica el turismo sexual.

Detalló también que en Oaxaca se tienen 12 averiguaciones previas por delitos cometidos a través de medios cibernéticos, aunque abundó, no son todos los casos reportados evidenciando que existe una lista negra, porque muchos casos no son denunciados.

“No hemos identificado ni vamos a la caza ni de la punta del iceberg de un delito, que podría tener grandes dimensiones en Oaxaca”.

Dijo que 60 de las denuncias están concentradas en los Valles Centrales, al mismo tiempo que resaltó que una de las principales acciones de los explotadores es el uso del enamoramiento como gancho para las víctimas.

“Hemos encontrado que sustraen mediante esquema a jovencitas de Chiapas y Veracruz que envían a Oaxaca para ser explotadas sexualmente”.

Especificó que el 2012 se recuperaron a 3 mujeres menores de edad sometidas a trata sexual y en este 2013 se recuperaron a 4 mujeres más.

López urgió la aplicación del protocolo de investigación interinstitucional para desalentar esta forma de esclavitud moderna.

Demandó recursos y mecanismos para ofrecer refugios especializados a las víctimas, lamentando en muchos casos no se sabe qué hacer con las mismas, que luego se retractan y permiten la impunidad a favor de los implicados.

Según el titular de la PGJO la trata de persona genera ganancias en el mercado negro por 32 mil millones de dólares anuales, ya que cerca de 2.4 millones de personas son víctimas de este delito en el mundo.