Rescatan en Morelos a once niños de explotación laboral

La mamá de uno de ellos buscando a su hijo llegó hasta el poblado de Cocoyoc donde le dijeron que vieron al niño; ella pidió ayuda a las autoridades, quienes detuvieron a dos personas
Los menores de edad eran obligados a trabajar en un campo de caña.
Los menores de edad eran obligados a trabajar en un campo de caña. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

La búsqueda que una mujer realizó para hallar a su hijo, reportado como desaparecido, terminó con el descubrimiento de una granja del estado de Morelos donde se explotaba laboralmente a once niños de entre 13 y 17 años, quienes serán reintegrados a sus familias en Tlacotepec de Benito Juárez.
La madre viajó desde la población de San Marcos Tlacoyalco, perteneciente a Tlacotepec de Benito Juárez, hasta el estado de Morelos en busca de su hijo de 14 años, de quien no sabía nada desde diciembre de 2013. En la búsqueda, una persona le dijo que su hijo estaba trabajando en un poblado conocido como Cocoyoc, perteneciente al municipio de Yautepec, Morelos, hasta donde se dirigió y pidió el apoyo de los elementos del Mando Único para localizar al menor.
Los uniformados implementaron un operativo de búsqueda, que terminó en la colonia Tehuixtlera, donde detectaron que en un campo agrícola trabajaban 11 menores, entre los que estaba el hijo de la mujer.
En el lugar los elementos detuvieron a Clemente Celón García, quien señaló que era uno de los encargados de contratar a los trabajadores para cortar caña por lo que fue presentado ante el agente del Ministerio Público para investigarlo por su presunta responsabilidad en el delito de trata de personas en su modalidad de explotación laboral; además de Paulo Ambrosio López que enfrenta los mismos cargos, informó la Procuraduría General de Justicia de Morelos.
Como parte de las investigaciones de las autoridades se investigará las condiciones en las que trabajaban los menores y si hay más personas involucradas.
Mientras que la Procuraduría General de Justicia de Puebla informó que por medio de la unidad de seguimiento a la trata de personas se inició una averiguación previa en contra de un hombre originario de Tlacotepec de Benito Juárez quien era el encargado de reclutar a los menores.
De acuerdo con las primeras investigaciones el hombre ofrecía un salario de mil 200 pesos semanales y era quien los trasladaba al estado de Morelos para que trabajaran en campos de siembra de caña.
La dependencia no tenía reportes de desaparición de los menores que fueron llevados a trabajar a hasta Yautepec, Morelos.
La dependencia informó que los menores fueron traídos hasta Puebla por el área de víctimas del delito de la dependencia para ser reintegrados con sus familias en Tlacotepec de Benito Juárez.