Repunte de violencia daña a Zihuatanejo

El síndico procurador Juvenal Maciel Oregón llamó al gobierno federal a reforzar seguridad.

Zihuatanejo de Azueta

El síndico procurador Juvenal Maciel Oregón reconoció que Zihuatanejo vive bajo el miedo y la zozobra por el repunto en la violencia, aunque consideró que debe intensificarse la promoción del destino como una zona turística segura.

“Zihuatanejo ya está lastimado, la gente está asustada, se vive en la zozobra”, expresó el funcionario municipal, con respecto al clima de violencia que se vive en esta localidad de la costa grande.

Recordó que hace diez días, el pasado 02 de octubre se registró una balacera en pleno centro de Zihuatanejo, con armas de alto poder y la detonación de por lo menos dos granadas.

Aquella madrugada el saldo fue un muerto, un lesionado y cinco vehículos asegurados, uno de los cuales fue baleado.

Desde entonces los empresarios registraron una caída en la prestación de productos y servicios, principalmente en los negocios que tienen actividad nocturna como son bares y discotecas.

Al respecto, el síndico Juvenal Maciel Oregón reconoció que la inseguridad afectó a los negocios locales.

Explicó que a pesar de los hechos de violencia ocurridos en los últimos dos meses, el funcionario estimó que se trata de “hechos aislados”.

“En Zihuatanejo hemos vivido en paz, tiene tiempo que el municipio está en paz, los hechos violentos que se registraron obviamente asustaron e incomodaron a la gente, que espantaron al turismo, pero vamos a recuperar la confianza de los visitantes”, estimó Maciel Oregón.

El síndico informó que los gobiernos federal y estatal incrementaron su presencia en toda la entidad para atender el problema de la inseguridad.

Y detalló que en el caso del gobierno municipal, su actividad se limita a realizar acciones preventivas para inhibir los delitos. El combate a la inseguridad y la violencia compete al gobierno federal.

Por ello, consideró que se puede promocionar a Ixtapa-Zihuatanejo como un destino seguro, ya que los hechos de violencia ocurrieron de manera aislada tras un periodo continuo de paz.

“Tenemos que promover el turismo, somos un destino que vive de eso, de la gente que nos visita, nacionales y extranjeros”, sugirió.