Reprobados pero en activo, 25% de policías en Guerrero y Jalisco

Veracruz, BCS y Sinaloa encabezan lista de las corporaciones en proceso de depuración.
El municipio de Cocula fue el primero en ser desarmado.
(Milenio)

México

La cuarta parte de los policías municipales de Guerrero y Jalisco reprobaron los controles de confianza y están en funciones, pero en proceso de depuración, mientras en Michoacán la proporción es de 20 por ciento.

Se trata de tres de los estados donde el gobierno federal se propone arrancar el modelo de mando único estatal, junto con Tamaulipas, que ya lleva un avance en la materia desde el año pasado y que solo tenía 546 elementos de seguridad adscritos a algún municipio, 10 por ciento de ellos no acreditaron los exámenes de control de confianza.

De acuerdo con las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), 26 por ciento de los policías municipales de Guerrero y 25 por ciento de Jalisco fueron reprobados.

No obstante, hay entidades con peores porcentajes de no aprobación en exámenes de confianza en las corporaciones municipales, como Veracruz con 43 por ciento, Sinaloa con 39 por ciento, Baja California Sur 40, Nayarit con 27 por ciento y San Luis Potosí con 27 por ciento.

Por ley, los 18 mil 177 policías municipales que en todo el país reprobaron controles de confianza tienen que ser separados de su cargo y el SNSP los reporta en proceso de depuración; 117 mil 334 elementos de corporaciones de seguridad municipal aprobaron sus exámenes.

De las cuatro entidades donde iniciará el mando policial, de acuerdo con el anuncio del presidente Enrique Peña Nieto, Guerrero tiene en total 4 mil 894 elementos de corporaciones municipales de seguridad, de los cuales reprobaron los controles de confianza mil 315. Jalisco tiene una fuerza municipal de 12 mil 34 elementos, de los cuales reprobaron 3 mil 76.

En el caso de Michoacán, reportó 4 mil 496 policías municipales y a 909 reprobados y Tamaulipas con 546 elementos locales, de los cuales no aprobaron las pruebas 59.

En promedio, a escala municipal se dio el más alto índice de no aprobación de los controles de confianza en el país con 13 por ciento, mientras a escala nacional, 10 por ciento de los elementos de corporaciones estatales reprobaron.

En las corporaciones federales, incluida Policía Federal, Procuraduría General de la República e Instituto Nacional de Migración, reprobó en promedio 6 por ciento de su personal de seguridad, lo que implica que 3 mil 516 funcionarios federales también deberán ser depurados, es decir, separados de sus cargos.

A escala municipal siguen en altas proporciones de reprobación de sus elementos policiales Hidalgo con 23 por ciento, Oaxaca con 22 por ciento, Morelos con 18 por ciento, Tabasco con 13 por ciento, Yucatán con 12 por ciento y Zacatecas con 11 por ciento.

En tanto, no reportaron ningún policía municipal no aprobado en los exámenes de confianza Campeche y Coahuila. Y con porcentajes cercanos a cero están Puebla con 1.2 y Sonora con 1.19.

Con porcentajes de reprobación de policías municipales, menores a nueve están 11 entidades que son Aguascalientes, Baja California, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, el Estado de México, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo y Tlaxcala.