Capturan a dos tras cateo en casa de seguridad en SP

En el lugar fue encontrada una niña de ocho años de edad, droga, armas y un caballo. 

Monterrey

A tres cuadras de la Presidencia y frente a cámaras de circuito cerrado conectadas al C-4, militares y policías estatales catearon una casa de seguridad, donde presuntamente miembros de un grupo delictivo controlaban el flujo y venta de droga en el municipio de San Pedro, donde además encontraron un caballo blanco y una niña de 8 años de edad.

Lo anterior trascendió alrededor de las ocho de la noche del martes, cuando en un despliegue de fuerzas estatales y militares, ingresaron a la residencia ubicada sobre las calles de Reforma, entre Morelos y Benito Juárez, en la cabecera municipal de ese municipio.

El operativo de Seguridad Pública (Fuerza Civil) y Policía Militar, tomó por sorpresa a quienes a esa hora de la noche se encontraban sobre esas calles.

La vialidad en esas arterias fue cerrada por las fuerzas armadas, y debido al operativo y a las detenciones llevadas a cabo, la seguridad alrededor del Palacio Municipal fue reforzada por la policía local.

Durante el despliegue, militares y estatales se colocaron en las esquinas de esas calles, mientras que otro grupo ingresó a la casa, que se ubica al lado sur de la calle Reforma.

La irrupción de la policía y federales sorprendió a dos sujetos que se encontraban en el interior de la casa, pintada en color crema y que se ubica exactamente frente a dos cámaras de circuito cerrado de seguridad, las cuales están conectadas al C-4 sampetrino y al C-5 del Gobierno Estatal.

A pesar de la rápida acción, los delincuentes lograron correr hacia la parte trasera de la finca y llegar hasta el techo de los domicilios que se encuentran en esa zona.

Ante la mirada de incertidumbre de automovilistas, algunos de ellos abandonaron sus autos y corrieron buscando refugió, los militares y efectivos de Fuerza Civil cercaron varias cuadras, pero uno de los sujetos logró darse a la fuga.

El segundo de ellos en su afán por evitar la detención, cayó de una altura de cinco metros, causándose fracturas expuestas en ambas piernas, el delincuente (quien no fue identificado) quedó en medio de la calle Porfirio Díaz, arteria que está en la parte trasera de la casa.

El inculpado fue atendido por personal de la Cruz Roja de Monterrey, quienes lo trasladaron bajo un fuerte operativo de seguridad hacía el Hospital Universitario.

Al mismo tiempo, pero sobre la calle de Miguel Hidalgo y Libertad, efectivos fuertemente armados lograron interceptar a bordo de una camioneta tipo Ram a José Valdemar , quien según las pesquisas, era el encargado de cuidar las maniobras de quienes utilizaban la casa como resguardo.

Mientras que durante el cateo a la casa, las autoridades revelaron que se aseguró droga, sin especificar la cantidad, un caballo y presuntamente armas; también se dio a conocer que en el interior fue abandonada una niña de ocho años de edad.

Hasta las 22:30 horas del martes, las autoridades trataban de establecer que hacía la menor en esa casa o la posibilidad de que fuera víctima de un secuestro.

En la detención de José Baldemar, las autoridades informaron que le fue asegurada un arma larga, cerca de 60 dosis de cocaína en polvo y piedra y el vehículo en que viajaba.

La casa asegurada se encuentra frente a dos cámaras de circuito cerrado de seguridad municipal conectadas al C-4 local.

Vecinos del lugar señalaron que en varias ocasiones alertaron vía denuncia anónima la presencia de personas armadas que entraban y salían de ese domicilio, sin embargo, nunca hubo respuesta de las autoridades municipales.

Tras el operativo, al lugar llegaron elementos de Servicios Periciales de la Procuraduría de Justicia, quienes iniciaron el aseguramiento de evidencias en el interior de la casa, en la cual se localizó droga y presuntamente armas de fuego.