Reportan ausentismo en escuelas por inseguridad

Las familias que han sido víctimas de la delincuencia en la zona alta de la Sierra de Guadalupe, en Ecatepec, dejan de enviar a sus hijos.

Ecatepec

Profesoras y directoras de al menos 22 planteles educativos ubicados en la zona alta de la Sierra de Guadalupe, municipio de Ecatepec, hicieron un llamado a las autoridades para reforzar los operativos de vigilancia, esto debido a que la incidencia delictiva ha provocado ausentismo, deserción temporal y hasta definitiva en varios casos como consecuencia de raptos.

Maestras de centros de enseñanza que van desde preescolar hasta educación media, encabezadas por Miriam Melchor, María Esther Badillo, Janet Cerón, Sandra Ortega, María Ramírez Muñoz, Lizeth Martínez, Aidé Mejía, entre otras, mencionaron que en algunos casos ellas mismas han sido objeto de intentos de extorsión por parte de delincuentes que se ostentan como miembros de bandas criminales.

Las escuelas están en colonias de la región de San Andrés de la Cañanda, entre ellas San Pedro Xalostoc, La Mesa, San Carlos Cantera, Benito Juárez, El  Almárcigo Norte, La Agüita, Lomas de Atzolco, entre otras, donde los asaltos, robos de vehículos y a viviendas, así como a comercios fijos y semifijos, se han vuelto parte del vivir cotidiano de la gente, dijeron la mentoras.

Agregaron que la situación se complica principalmente en las mañanas y en las tardes, y que en diversas ocasiones han solicitado el apoyo de las autoridades para desplazar efectivos y que realicen rondines de vigilancia.

Sin embargo, la actuación de los delincuentes continúa y varias familias que han sido víctimas, han optado por no enviar a sus hijos, lo que provoca ausentismo; otros han solicitado permisos temporales para que no acudan a la escuela y, en situaciones extremas, han determinado darlos de baja.

Destacaron que en estos últimos casos, que suman alrededor de uno por ciento en varios de los 22 planteles, han ocurrido cuando integrantes de las familias de los alumnos han sufrido atentados por arma de fuego o plagios.

Mencionaron que los padres de familia ya no quieren enviar a sus hijos ante las amenazas de secuestro y de extorsión de que son objeto, así como de los asaltos que se cometen a cualquier hora del día.

Una de las profesoras mostró su teléfono celular con los textos de los mensajes recibidos desde hace dos años por parte de extorsionadores, los cuales amenazan con crear problemas en los planteles y entre la comunidad estudiantil si no ceden a sus exigencias.

Asimismo, indicaron que en la escuela Benito Juárez, en Xalostoc, grupos de asaltantes se dedican a despojar de sus pertenencias a las madres, que son las que llevan a sus hijos a los planteles.

“Estamos invitando a los vecinos a resistir contra la delincuencia, haciéndolo de una manera organizada, realizando rondines, pero es necesario que la autoridad auxilie”, dijeron las maestras.