Sacan del penal a la 'Santa Muerte'

Un reo entregó a su hermana el cuadro de la Santa Muerte que había elaborado, pues aseguran que les están quitando las pertenencias y herramientas de trabajo con las que ganan algo de dinero.

Monterrey

Con un cuadro de la Santa Muerte, elaborado por su hermano, sale Esther del penal del Topo Chico tras visitar al reo, y denuncia que los presos no han comido desde ayer.

Los familiares venden afuera este tipo de trabajos y luego llevan el dinero a los presos, así compran más material y pueden contar con recursos "porque adentro todo les venden".

Por una reja, su hermano le entregó el objeto y sus herramientas con las que elaboró el mismo, pues asegura que les están quitando sus pertenencias. Otras madres salen con bolsas de ropa.

Esther llegó ayer de Linares, de donde es originaria, pasó la noche afuera del penal; tenía dos años sin ver a su hermano, quien permanece en el penal desde hace cuatro, cuando se le detuvo por circular en un automóvil robado.

"Con sacrificio les traemos poquito de dinerito para comprarles su trabajo y nosotros revenderlo afuera para que con ese dinero ellos compren su material para hacer sus trabajos de repujado de madera porque todo les venden ahí adentro, esa es la ayuda, pero ahora lo que dicen es que ya no les van a permitir vender nada.

"Ahorita no tienen ni tiendita para comprarse una soda, no han comido nada, más que la cena que les dieron ayer", menciona la mujer.

Además, dijo que no les permiten hablar con ellos, sólo verlos y después les piden retirarse.

"Cuando entramos nos dijeron: 'nada más los van a ver pero y no van a hablar nada con ellos, los miran y se salen'", destaca.

A un día del motín en el que murieron 49 reos, los familiares siguen afuera del penal del Topo Chico, algunos han sufrido crisis de histeria o desmayos.

La mañana de este viernes se reactivaron las filas para ingresar al centro penitenciario por un tiempo de entre 10 y 15 minutos para ver a los presos.