Regresan algunos secuestrados a una semana de que la PF tomó Chilpancingo

Cinco personas ya regresaron con su familia sin tener que pagar rescate, sin embargo se tiene reporte de otras 20 personas desaparecidas a causa de la delincuencia.
Jaime Nava, líder de Comparmex en Chilpancingo.
Jaime Nava, líder de Comparmex en Chilpancingo. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

A una semana de que la Policía Federal (PF) y del Estado tomaron el control de la Chilpancingo, por lo menos cinco secuestrados regresaron con sus familias sin pagar rescate, todavía se tiene el reporte de 20 personas desaparecidas por la delincuencia.

Jaime Nava Romero, dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la capital de Guerrero, reconoció que la operación conjunta que este domingo cumplirá una semana ya registra resultados importantes, pero sostuvo que mejorarán en la medida en que se involucre la población.

Para alentar la denuncia ciudadana se dejó de fomentar el 066, ahora se sugiere marcar el 088, que es la línea utilizada por la PF para recibir los reportes relacionados con actividad delictiva.

Pidió que los habitantes de la cabecera municipal identifiquen a las personas que se sabe, están relacionados con los grupos de narcotraficantes, secuestradores y extorsionadores que hasta hace una semana parecían intocables.

Indicó: “Tenemos testimonios vivos de personas que agradecen la entrada de la Policía Federal (PF), madres de familia que le dan la bienvenida a sus hijos secuestrados, ya que les había sido arrebatada su tranquilidad”.

El dirigente empresarial destacó que son por lo menos cinco víctimas de secuestro que ya están con sus familias, no pagaron rescate y su liberación es consecuencia de la operación conjunta.

Nava Romero señaló que la operación conjunta es consecuencia de seis meses de gestión por parte de la población, que se sintió abandonada por las autoridades locales rebasadas.

Por eso indicó: “No debemos permitir que diputados, presidentes municipales o gobernadores se cuelguen una medalla que no les pertenece; pues fueron muchos meses los que soslayaron su responsabilidad en materia de seguridad”.

Aunque en el discurso se niega, dijo que en los hechos, los elementos a cargo de los 40 cuadrantes de vigilancia admitieron que había ya varios focos rojos.

Durante la última semana bajaron también las extorsiones y el cobro del derecho de piso, aunque ambas prácticas todavía prevalece, prueba de ello es que la mañana del sábado se detuvo a un cobrador.

El trabajo en materia de inteligencia también arroja resultados, pues de acuerdo al dirigente empresarial la detención de María Nava Romero y Luz María Maldonado Nava, integrantes del primer círculo de mando en la organización delictiva de “Los rojos” se realizó en Querétaro, pero a partir de información generada por el personal que vigila Chilpancingo.

En la cabecera municipal la Coparmex tiene el reporte de al menos 20 personas desaparecidas por grupos del crimen organizado, admite que hay muchos casos que no se conocen, pero la cantidad que sostiene está amparada por testimonios de familiares.

A partir de la incursión de la PF, los delincuentes se replegaron hacia los cerros aledaños y dejaron la mancha urbana, por eso pidió la colaboración de la ciudadanía para reportar cualquier avistamiento.

Descartó la posibilidad de que haya alguna confrontación entre los policías federales y la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), pues señaló que llegaron para combatir a la delincuencia,  no para arremeter contra los que también luchan por devolver la tranquilidad a los pueblos del valle del Ocotito.