Refuerzan seguridad en Gran Morelos, Chihuahua

El operativo incluye la vigilancia del municipio, así como la de 'peinar' las comunidades aledañas, brechas y caminos.

Chihuahua

Elementos del Ejército y de la Policía Estatal Única reforzaron la vigilancia en Gran Morelos, Chihuahua, donde este viernes asesinaron al director y a 4 agentes municipales.

El fiscal General del Estado (FGE), Jorge González Nicolás, dijo que el operativo incluye la vigilancia del municipio, así como la de ‘peinar’ las comunidades aledañas, brechas y caminos, para dar con el comando que cometió esta masacre.

En este sentido se endurecieron las revisiones a los vehículos que transitan por toda la región noroeste de la entidad, y en los accesos y salidas del citado municipio, donde este sábado, no fue contestado el teléfono de la policía municipal.

Luego de que este viernes un empleado municipal indicara que se suspendieron las labores hasta nuevo aviso, se resaltó que por lo menos unos 7 preventivos “salvaron la vida” al pedir un permiso para estar con sus familias, sino hubieran sido asesinados, indicó la persona que fue entrevistada sobre estos hechos.

El director de la policía municipal, Sergio Salas Reyes, y sus agentes, Eduardo Barrera López, comandante; y los agentes Jesús García García, César Alberto Alfero Villatoro y José Eduardo Ramírez León, fueron ejecutados en el exterior de la comandancia ubicada a un costado de la alcaldía.

Algunos testigos refirieron que los integrantes del comando vestidos con uniformes tipo militar, arribaron a bordo de por lo menos tres camionetas clonadas con las características de la Sedena para ‘revisar’ el armamento de los municipales.

Una vez que quedaron desarmados, los agentes fueron ejecutados por el grupo de sicarios, quienes aparentemente, les dieron la “ley fuga’, ya que cayeron dispersos en las inmediaciones de las instalaciones municipales de esta localidad.

Tras huir del lugar con las armas de cargo de los elementos, como son, los rifles de asalto y las armas cortas calibre .9 milímetros, los sicarios dejaron una narcomanta en ese lugar, lo cual no ha sido confirmado o negado por la fiscalía.

Al ponerse en marcha el operativo policiaco y militar, se logró el aseguramiento de una de las camionetas ‘militares’ que fueron utilizadas por el comando, la cual cuenta con reporte de robo desde el mes de julio del 2013 en la ciudad de Chihuahua.

“La pick up coincide con las características aportadas por testigos que señalaron que los agresores que dispararon en contra de los elementos de Seguridad Pública, vestían uniformes tipo militar y tripulaban camionetas tipo militar”, indicó la FGE.