Recortan Ruta 36 por temor a ser asaltados

Los asaltos comenzaron hace 15 días y los choferes no paran en la colonia León II pues aseguran que los usuarios son los primeros afectados.
A la León II ya no llegan los autobuses de la ruta 36 Oriente-Poniente por miedo a ser asaltados.
A la León II ya no llegan los autobuses de la ruta 36 Oriente-Poniente por miedo a ser asaltados. (Mauricio Contreras)

León, GTO.

Un camión de pasajeros de la ruta 36 Oriente-Poniente, circula sobre el bulevar Mariano Escobedo a la altura de la colonia León II de forma parsimoniosa. Es el último recorrido. De pronto el camión se detiene, paradójicamente cerca de una caseta de policía, y el chofer se dirige a los viajantes, “¿Alguno de ustedes se baja detrás de los condominios, por el parque extremo?”
Tres tímidas manos se levantan.

“Pues... (traga saliva), les informamos que ya no vamos hasta allá, la última parada la hacemos en la estación. Hasta ahí llegamos, porque nos han estado asaltando”, se excusa.

Nadie dice nada, no hay reclamos. Todos saben que esa zona es “tierra de nadie”.

Las tres personas que levantaron la mano tendrán que caminar un kilómetro.

Los choferes ya no se arriesgan a meterse a la “boca del lobo”.

“Entré a dejar pasaje en los condominios, se bajó toda la gente, y solo se quedaron tres tipos, cuando iba a llegar a la última parada se levantan y cuando les abro la puerta me ponen un cuchillo en el cuello y se llevan el dinero del pasaje, alrededor de 900 pesos y se van corriendo, perdiéndose entre los andadores de los edificios, “y uno es que se queda con toda la bronca”, comentó Fabián Muñiz, chofer de urbano.

Desde entonces ya no completa la ruta.

“Pues el día sábado me asaltaron; la verdad, no supe dónde se subieron, al parecer los acompaña una muchacha, ese día llegué hasta la estación y les dije a los pasajeros que hasta aquí llegaba y un grupo de chavos me dijeron «¿Y la muchacha qué, dónde la vas a dejar, qué tal si le pasa algo?», y pues a mí me dio pena lo de la chava, ese fue el puro gancho.

Y pues seguí con la ruta, al momento que se baja la mujer, me brincó uno de los tipos y me pone un cuchillo en el pescuezo, me quitaron lo del pasaje y mi cartera con mi licencia, se llevaron todo, cerca de 2 mil 600 pesos. Ahorita no estoy trabajando porque me robaron mi licencia, y así pues no puedo conducir los camiones”, relata tristemente José Ángel, chofer afectado.

Los conductores de la estación informaron que los asaltos comenzaron desde hace 15 días y hasta la fecha van ocho choferes afectados.

“No sabemos dónde abordan el camión, puede ser en cualquier parada de la ruta. Nunca se dejan ver el rostro, cuando suben traen gorra y usan paliacates, cuando a uno lo asaltan se tapan la cabeza con la capucha de sus sudaderas. Son varios porque no son los mismos en todas las veces”, denuncian los afectados.

“A mí nada más me metieron un putazo en la cara cuando se bajaron, yo creo porque vieron que me bajé a dejar la caja con la liquidación en la estación antes de la última parada, me golpearon por puro coraje de que no tenía dinero”, relata otro chofer.

“A un compañero, la semana pasada lo golpearon, lo amarraron y le robaron el camión, le quitaron su estéreo y una tableta, además de un celular y el dinero de la liquidación y lo botaron por allá”.

El compañero se sorprendió de que supieran manejar camiones: “No mames, manejan mejor que yo”, les contó su colega.

“La empresa nos dijo que ya enviaron denuncia para que haya más vigilancia, pero no hemos visto nada en concreto”, señalaron.