52 años de prisión a plagiario de la Álvaro Obregón

En total hay 15 detenidos relacionados con esa banda de secuestradores; cuatro son familiares.

México

La primera sentencia condenatoria contra integrantes de una banda de secuestradores que operaba en la delegación Álvaro Obregón se dio a conocer con los 52 años de prisión contra Eduardo Olvera Gómez.

Eduardo es hermano de María Estela Olvera Gómez, quien dirigía las operaciones de la organización aún después de ser detenida y encarcelada en el Centro Femenil de Readaptación Social de Santa Martha Acatitla.

De acuerdo con el expediente radicado en el juzgado 57 penal, Eduardo huyó a Hidalgo al conocer la aprehensión de su hermana, en octubre pasado, pues lo vinculaban con al menos tres secuestros contra concesionarios del transporte público del pueblo  de San Bartolo Ameyalco.

Sin embargo, los policías de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal lo localizaron para internarlo en el Reclusorio Oriente, al lado de otros 12 integrantes de esa organización criminal.

El secuestro por el cual Eduardo fue sentenciado se registró el 12 de agosto de 2014; acompañado de otros tres sujetos ingresó al domicilio de la víctima. Una vez que la sometieron, la subieron a una camioneta para trasladarla a una casa de seguridad donde la mantuvieron hasta que se negoció su rescate con los familiares.

Antes, el 11 de marzo y el 12 de abril del año pasado, el sujeto concretó otros dos plagios que su hermana le ordenó, luego de allegarse de información del entorno social y económico de las víctimas.

Ante el Ministerio Público, el secuestrador estableció que recibía órdenes de su hermana, quien junto con su cómplice Alma Belén Romero Estrada enfrentan proceso por otros seis secuestros.

Esa mujer, conocida como La Güera, también involucró a Miguel Ángel y Benito Olvera Gómez para sumar, en total, a cuatro familires dentro de la organización criminal.

El último en ser capturado fue Benito, el 3 de mayo pasado, cuando la policía lo sorprendió caminando por las calles de San Bartolo Ameyalco.

La procuraduría capitalina agregó que como parte de su resolución, el juez penal también impuso a Eduardo el pago de 301 mil 582 pesos por concepto de reparación del daño.