Recibe puñaladas enfermera y muere

Tenía heridas en el pecho y las piernas, el móvil del crimen podrían haber sido problemas familiares o un asalto

Guadalajara

En el pecho y las piernas tenía heridas de punzadas una enfermera que fue asesinada en la colonia San Isidro Ejidal, en Zapopan.

Aurora Luna Ávila es el nombre con que la identificaron de manera extraoficial sus familiares, aunque no estaban seguros de su edad y aparentaba entre 45 y 50 años.

Ella vivía con su madre de más de 90 años y con un sobrino suyo con quien tenía constantes problemas en la calle Privada Lázaro Cárdenas, entre Plata y Lázaro Cárdenas. Los familiares indicaron a las autoridades que Aurora trabajaba como enfermera en una clínica cercana.

La tarde de este lunes, los vecinos escucharon los gritos de Aurora, pero no les pareció extraño porque solía elevar la voz cuando discutía su vecino, sólo que al parecer fueron los gritos que lanzó cuando la estaban asesinando, pues el cadáver fue hallado poco después de las 22:20 horas, pero en ese momento tenía entre tres y cuatro horas de haber muerto, según información extraoficial.

El cadáver estaba tirado en una de las habitaciones de la vivienda y no se notaba mucho desorden ahí, a excepción de los cajones de un mueble que quedaron abiertos.

Según una de las versiones del crimen, podría haberse tratado de un asalto, aunque los investigadores también buscaban al sobrino de Luna Ávila para interrogarlo acerca de la discusión que mantuvo con ella antes de su muerte.