Rechaza 'Cocoa' vínculos con líder de templarios

El dirigente nacional del PAN y su bancada en el Senado cierran filas para defender a su correligionaria; el gobernador michoacano anuncia demanda contra Luisa María Calderón.
Conferencia de prensa de legisladores panistas.
Conferencia de prensa de legisladores panistas. (Nelly Salas)

México

El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, y la bancada de este partido en el Senado arroparon a su compañera Luisa María Calderón, quien rechazó tener vínculos con algún grupo criminal.

La reacción panista se da luego de que apareciera en redes sociales un video de Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder del grupo Los caballeros templarios, en el que acusa a la legisladora de intentar contactarlo, lo cual fue rechazado por la panista.

En conferencia de prensa en el Senado, Madero dijo que Calderón tiene todo el respaldo del panismo nacional y pidió al gobierno federal garantizar la seguridad de la senadora.

"Vengo a nombre del Comité Ejecutivo del PAN; vengo a respaldar, a apoyar, a nuestra senadora Luisa María Calderón, a darle todo el respaldo del partido frente a estas acusaciones que se están vertiendo", dijo Madero.

También pidió "a la autoridad que investigue, porque ahora va a tener muchos elementos que se han hecho públicos, que se pueden rastrear, que se pueden investigar claramente, cómo se difunden y qué propósito tienen estos videos", comentó.

Madero destacó que el ex presidente Felipe Calderón tomó "decisiones valientes" para enfrentar la delincuencia organizada y es en este contexto en que "exigimos que se garantice seguridad a una senadora que, con toda la autoridad y la defensa que está haciendo, busca rescatar para su estado y para el país la tranquilidad, la seguridad y combatir la delincuencia".

El dirigente panista pidió poner en perspectiva el trabajo de la legisladora frente a una persona que ha reconocido haber cometido asesinatos y secuestros.

"Creo que ahí está, ante la evidencia de la opinión pública, la trayectoria y la credibilidad de la persona que acusa, y el valor y la trayectoria de la persona acusada", indicó.

A La Tuta se le atribuye el homicidio de 12 agentes de la Policía Federal, ocurrido el 13 de julio de 2009 en el municipio de La Huacana, Michoacán.

Se sabe también que ordenó la filmación del asesinato de los agentes federales, uno de los cuales era mujer, quien fue abusada y cuyas imágenes dio a conocer por internet sobre este hecho de violencia.

Asimismo, tiene cinco órdenes de aprehensión pendientes y está incluido en 13 averiguaciones previas, además de que funcionarios de seguridad del Estado mexicano lo consideran uno de los más violentos narcotraficantes del país.

En tanto, Luisa María Calderón rechazó las afirmaciones que se hacen en el video sobre ella y su familia.

Afirmó que es una afrenta a las instituciones del Estado, que se hizo en reacción a las declaraciones que ha hecho sobre la presencia de templarios en el Senado y que obligó a investigarlos.

Sin aceptar preguntas de los medios, aseveró que esa filmación es una abierta amenaza a su persona y señaló que el reconocimiento que hace el gobierno local de este delincuente "es el mejor testimonio de su vínculo, por lo menos afectivo, con la autoridad local.

"Quien me ataca y me dice que 'le baje a las chingaderas' demuestra que no ha habido interlocución, que le molesta que yo diga lo que pasa, se nota también que está muy cómodo con el gobierno actual".

La panista dijo que sostiene permanente comunicación con la autoridad federal sobre la problemática de inseguridad en Michoacán y aprovechó para solicitar al gobierno que "tome nota de las confesiones que el protagonista hace de su actividad delictiva en el video y procedan con una investigación. El precio que pago por decir la verdad es que un delincuente confeso me amenace a través de un video".

En tanto, el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa, dijo que en los próximos días interpondrá una denuncia penal por difamación contra Luisa María Calderón, debido que vinculó al mandatario y a uno de sus hijos con el narco.