Reaprehenden a Garibay por asesinato de ministerial

De ser declarado culpable, podría recibir hasta 40 años en prisión por el asesinato de un agente ministerial
Manuel Garibay
Manuel Garibay (Cortesía)

Tijuana

A unos minutos de recobrar su libertad del penal federal en Tamaulipas, Manuel Garibay Espinoza, operador del cártel de Sinaloa en Mexicali, fue reaprehendido y trasladado al penal de El Hongo en Tecate, por el asesinato del agente ministerial, José Federico Alvídrez, registrado en 2002.

El subprocurador contra la Delincuencia Organizada en Baja California, José María González, explicó que desde hace una semana autoridades de ese estado les informaron que Garibay Espinoza había sido absuelto debido a un amparo que solicitó.

Luego de ser notificado señaló que ordenó el traslado de ocho agentes a Tamaulipas donde esperaron su liberación, el miércoles pasado, para encarcelarlo nuevamente pero ahora en Baja California.

“Se señala que él (el agente) tenía una investigación contra esa organización criminal, ellos operaron muy fuerte en el Valle (de Mexicali) más o menos desde 1998 hasta 2008 o 2007, precisamente lo detectan y es privado de la libertad, inclusive lo inhuman ahí junto con el vehículo donde circulaba”, explicó.

De ser encontrado culpable, explicó que de acuerdo al código penal de Baja California, Garibay Espinoza, quien enfrenta cargos por homicidio calificado y asociación delictuosa, podría pasar entre 25 y 40 años en prisión.

Precisó que aunque el homicidio ocurrió en 2002, la orden de aprehensión se ordenó un año después; además, el narcotraficante también está relacionado con otros cuatro o cinco asesinatos, algunos en Mexicali y otro en Tijuana.

“La familia Garibay, obviamente es público que colaboraban para el cártel de Sinaloa, se asociaron con ellos y 'levantaron' a mucha gente, los exhumaron en sus ranchos... la autoridad federal vino muchas veces a los ranchos de ellos,   específicamente Seido (Subprocuraduría en Investigación Especializada en Delincuencia Organizada) a exhumar cadáveres, se aseguraron muchas armas de fuego en sus ranchos”, apuntó.

González detalló que la fiscalía del estado mantiene investigaciones contra personas relacionadas con el clan Garibay, pero aseguró que la presencia de ese grupo criminal se terminó desde hace años con la captura de sus cabecillas.

Manuel Garibay identificado como el contacto con el crimen organizado en Colombia para el tráfico de cocaína hacia México, fue detenido en 2010 por elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) durante un operativo en el Valle de Mexicali.

En ese entonces, de 52 años de edad, fue trasladado a un penal federal de Tamaulipas; sin embargo, el pasado miércoles fue trasladado a Baja California por agentes ministeriales, con apoyo de policías estatales y del Ejército Mexicano.