Quitan fuero a alcalde de Pueblo Nuevo, Chiapas

Militares y policías estatales vigilan el municipio, luego de liberar carreteras que simpatizantes de Enoc Díaz bloquearon con árboles.
El operativo policiaco para retirar los árboles con los que había sido bloqueada la carretera a Jitotol.
El operativo policiaco para retirar los árboles con los que había sido bloqueada la carretera a Jitotol. (Especial)

Chiapas

Un día después de haber sido detenido, Enoc Díaz Pérez, alcalde de Pueblo Nuevo Solistahuacán, fue desaforado para ser investigado por tortura, privación ilegal de la libertad, abuso de autoridad y asociación delictuosa.

Mientras, unos 500 policías estatales, 100 soldados y 100 agentes ministeriales asumieron la seguridad del municipio, luego de que liberaron algunas carreteras bloqueadas por simpatizantes del alcalde en protesta por la detención.

Díaz Pérez, quien fue electo bajo la coalición PRD-PT-Movimiento Ciudadano, fue detenido el jueves, junto con sus guardaespaldas, por elementos de la procuraduría estatal con base en una denuncia de los empresarios Édgar Belisario Fonseca García y Héctor Constantino Rendis Trujillo.

Ambos presentaron evidencias, entre éstas un video, de que fueron sustraídos de un restaurante  violentamente por un grupo de civiles armados, encabezados por el ahora ex alcalde.

Dijeron que los agresores pertenecen al grupo delictivo Los Diablos —quienes también se hacen llamar Grupo Revolucionario Número 7—, quienes los sacaron del restaurante Siempre verde, ubicado en el municipio de Jitotol, los golpearon y los obligaron a subir a una camioneta.

“El hecho se dio a raíz de que se difundiera una columna periodística, publicada en un diario de circulación estatal, en la que se cuestionó la inseguridad que prevalece en el municipio”, precisó Fonseca.

Los agraviados fueron trasladados a la cárcel municipal de Pueblo Nuevo y durante el trayecto sufrieron tortura física y psicológica, pues les hicieron creer que serían asesinados por una turba de pobladores.

Para ser liberados, fueron obligados por el alcalde a firmar un documento en el que responsabilizaban de los golpes a pobladores por “difundir información que afectaba al municipio”.

El caso fue tomado por la procuraduría estatal, que inició la averiguación previa 4/NO69/2015. Luego de que le fue otorgada la orden de aprehensión contra el alcalde, solicitó el desafuero de éste al Congreso local, que ayer la aprobó.

Por la mañana, personas afines al alcalde derribaron árboles para bloquear algunas vías en Pueblo Nuevo, como un tramo carretero a Jitotol. Los caminos fueron liberados por policías estatales, quienes junto con militares asumieron la seguridad del municipio.

Se informó que al frente de la alcaldía el primer regidor Dionisio Díaz López.