Quita Facebook video de decapitación

La red social prometió fortalecer las normas para censurar contenidos, esto luego de se desatara la polémica por un video en el que aparece un hombre que decapita a una mujer.

San Francisco

Frente a una avalancha de críticas, incluyendo la del primer ministro británico, Facebook decidió retirar un video de decapitación publicado en su red social y prometió fortalecer las normas que rigen la censura de contenidos "que hagan apología de la violencia".

En el video que desató la polémica, un hombre enmascarado decapita a una mujer y luego exhibe la cabeza frente a la cámara. Según la descripción que lo acompaña, el video habría sido filmado en México.

"En base a criterios mejorados, hemos revisado los recientes reportes de contenido violento y llegamos a la conclusión de que este contenido glorificaba la violencia de un modo inadecuado e irresponsable", dijo ayer Facebook en un comunicado enviado a la AFP.

"Por esta razón, lo hemos retirado", añadió.

El retiro de este video de decapitación constituye un nuevo giro de la popular red social y ocurre en momentos en que Facebook trata de armonizar las diferentes sensibilidades expresadas en su red, al tiempo que muestra su voluntad de posicionarse como una plataforma para la libertad de expresión e información.

En su declaración el martes, la red social asegura que de ahora en más pretende "reforzar la aplicación de su política" de publicación de contenido. Esto incluye la eliminación de videos o fotos que "hagan apología de la violencia".

Por otra parte, cuando publique contenido violento, el usuario deberá colocar una "alerta y (garantizar) que la gente con la cual comparte el contenido tiene edad" para evaluarlo.

Facebook ha sido criticado especialmente por autorizar contenido violento, y en cambio prohibir otro tipo de contenido, como desnudos.

"Cuando analizamos el contenido que se nos ha presentado, prestamos especial atención al contexto en torno a una imagen o un video violento", explicó la empresa estadounidense.

[b]"Padres preocupados"[/b]

Como primer paso, Facebook, que se atribuye 1.200 millones de usuarios, había instaurado en mayo una prohibición temporaria de publicar videos de decapitación, en respuesta a quejas de los usuarios de que imágenes así pueden causar daños psicológicos a largo plazo.

Pero el lunes, el grupo dijo haber cambiado su postura, argumentando que el sitio estaba acostumbrado a compartir información sobre acontecimientos mundiales, que incluyen violaciones a los derechos humanos y actos terroristas.

Fue entonces cuando la red social recibió un torrente de críticas.

El primer ministro británico, David Cameron, calificó de "irresponsable" a Facebook y añadió que "padres preocupados" esperaban explicaciones por parte de la empresa estadounidense.

"Es irresponsable por parte de Facebook publicar videos de decapitaciones, especialmente sin previo aviso", escribió en su cuenta de Twitter.

Según imágenes publicadas en varios sitios, la red social había añadido una advertencia al video de decapitación, afirmando: "El contenido de este video es extremadamente violento y puede ser chocante", antes de retirarlo.