Queman comuneros viviendas asentadas en reserva ecológica de Morelos

La SSP estatal no reportó personas detenidas durante el segundo operativo de desalojo en la zona denominada El Texcal, lugar donde fueron retiradas al menos 80 familias.
Archivo Milenio
(Archivo)

JIUTEPEC, MOR.

Al menos 80 familias perdieron sus pertenencias al ser quemadas sus viviendas por comuneros de la zona ecológica El Texcal, durante el segundo desalojo perpetrado en la zona en los últimos días, donde casi 140 viviendas –algunas de ellas no habitadas– fueron desalojadas, sin que se reporten heridos ni detenidos.

Alrededor de 300 integrantes de las Policía Preventiva Estatal, acompañaron a las autoridades comunales para fortalecer las tareas de desalojo de dicha zona, donde asentamientos irregulares han poblado ilegalmente el lugar desde hace casi dos décadas, y es considerado como una de las más importantes zona de recarga acuífera del estado de Morelos.

Cerca de las diez de la mañana, elementos policiacos provistos de equipos antimotines y bajo el mando de los comuneros y la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS) del gobierno estatal, ingresaron a la zona acompañados también por supuestos integrantes del ayuntamiento de Jiutepec. Al lugar, los civiles llegaron con herramientas como mazos, martillos, palas, barras e incluso, fue evidente la posesión de recipientes de gasolina.

La intromisión de las autoridades comunales, es la segunda que se realiza en los últimos días. El jueves pasado, alrededor de 70 familias fueron desalojadas por la fuerza y sus viviendas también fueron destruidas, lo que generó una reacción de algunos de los afectados que bloquearon avenidas y agredieron a automovilistas en señal de protesta.

En aquella ocasión, algunos fueron detenidos antes de prenderle fuego a un camión de la empresa Nissan. El saldo fue de 34 personas detenidas, de las cuales 28 fueron sometidas a proceso judicial.

Las fuerzas policiacas que ingresaron al Texcal este jueves, tenían la consigna de evitar que los comuneros fueran agredidos o frenados por los pobladores, pues fueron ellos los encargados de destruir -a su paso- dichas viviendas y, al mismo tiempo, rociarles de gasolina para prenderles fuego para desechar cualquier posibilidad de ser reconstruidas y habitadas. Bajo estas circunstancias, 80 viviendas corrieron la misma suerte.

Habitantes del lugar, cuyas viviendas fueron destruidas, aseguraron que al interior de las casas quemadas, se quedaron papeles importantes, aparatos electrónicos, ropa y víveres, por lo que ahora no tienen cómo sobrevivir ni donde resguardarse.

El operativo fue aprovechado por un grupo de jóvenes que al paso de los policías, saquearon una tienda de abarrotes instalada en la zona irregular, sin que los policías intervinieran.

El gobierno municipal de Jiutepec negó su participación en los hechos, aunque varios de los civiles que quemaron las viviendas portaban ropa con el logotipo del gobierno municipal. Según datos de la Secretaría de Seguridad Pública, no hay personas detenidas y junto a ella colaboraron alrededor de 80 comuneros.

Mientras tanto, en un comunicado, el gobierno estatal justificó la nueva intervención y aseguró que el operativo tuvo como que continúe "la contaminación del agua, la tala ilegal de árboles y el saqueo de piedra volcánica en el Área Natural Protegida (ANP) Parque Estatal “El Texcal”, y reconoció que las autoridades policiacas acudieron a atender "el llamado de los comuneros de Tejalpa, municipio de Jiutepec, para dar continuidad a la erradicación de los asentamientos humanos irregulares en dicho lugar".

Iván Fernández Galván, subsecretario de Gestión Ambiental de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, informó que "con apoyo de la subsecretaria operativa de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, Nora Rebeca Romero Velázquez, acompañaron al grupo de comuneros, encabezados por el presidente de Bienes Comunales de Tejalpa, Martín Merás Cuevas" para realizar el nuevo operativo.

Fernández Galván señaló que "la instrucción del gobernador Graco Ramírez es apoyar a las comuneros de Tejalpa, que son los legítimos dueños de las tierras, en las acciones de recuperación, lo cual significa un gran avance en materia de cuidado del medio ambiente".

Martín Merás Cuevas, presidente de Bienes Comunales de Tejalpa, comentó que la contaminación del manto acuífero que alberga la RNP Parque Estatal El Texcal ha llegado a tal grado que las familias de diversas colonias de Jiutepec se han quejado de la contaminación del agua que llega a sus hogares. Además de que la tala de árboles es constante en la zona.

“Nosotros nos estamos dando a la tarea de llevar a cabo los trabajos de recuperación de la tierra porque la contaminación ha llegado a un punto tan grande que ya el agua está a un nivel de contaminación muy alta, estamos en riesgo de contraer una enfermedad masiva, y no nada más en la población de Tejalpa; hemos estado manifestando que ésta contaminación llega a gran parte del estado de Morelos y la parte norte de Guerrero”, expresó Martín Merás.

Este día, los comuneros de Tejalpa reconoció que quemaron alrededor de 80 viviendas, todas de ellas ya deshabitadas, para evitar que los invasores regresen a asentarse en el lugar. Es importante mencionar que la mayoría de esas chozas improvisadas sólo se edificaron para apartar el terreno, sin que los dueños las utilicen para vivir ahí de manera permanente.

Iván Fernández comentó que este tipo de operativos continuarán hasta recuperar por completo las 70 hectáreas que han sido invadidas durante los últimos 3 años. Siempre en apoyo a los comuneros que así lo soliciten.