Provoca autobús de ATAH accidente; hay dos muertos

La imprudencia y el exceso de velocidad, el origen del percance
Así quedó el autobús ATAH involucrado en el accidente.
Así quedó el autobús ATAH involucrado en el accidente. (Foto: Javier Conde)

Tlaxcala

Este martes, se registró un aparatoso accidente en la carretera Apizaco-Tlaxcala, a la altura de la comunidad de Atlihuetzia que dejó como resultado dos personas muertas, producto de la aparente imprudencia cometida por el conductor de una unidad de la empresa de Autotransportes ATAH.

De acuerdo con versiones de testigos, una camioneta marca Nissan, tipo redilas color blanco con número de matrícula MMD-45-36 del estado de México, sufrió una ponchadura de un neumático, por lo que sus ocupantes comenzaron a realizar las maniobras correspondientes.

Asimismo, señalaron que la unidad estaba varada cerca de una curva y una pronunciada pendiente cerca del kilómetro 32 de dicha vía de comunicación.

Fue entonces que por la falta de pericia y el exceso de confianza del operador de un autobús de ATAH, con número económico 496-HV-4 del Servicio Publico Federal, se impactó contra la camioneta y otro vehículo, marca VW Golf, color azul metálico, con placas HUD-82-04, del estado de Tlaxcala, el cual registro severos daños.

Derivado del impacto perdieron la vida de forma instantánea dos personas quienes fueron identificadas como Enedina Ramírez Negrete de 44 años y Israel Hernández Martínez de 24 años, respectivamente.

Dicho percance fue atendido por elementos de la Cruz Roja delegación Tlaxcala, la Policia Federal, Policia Estatal y Municipal, quienes abanderaron el lugar del siniestro y evitaron una desgracia mayor.

Al lugar del accidente llegaron el secretario de Seguridad Pública, Orlando May Zaragoza Ayala y la Procuradora de Justicia en el Estado, Alicia Fragoso Sánchez quienes coordinaron las diligencias.

Cabe señalar que dicho accidente generó una afectación considerable a la vialidad en la zona, la que se recuperó después de un par de horas de intensa labor de los uniformados; el conductor de la pesada unidad de ATAH, se dio a la fuga, por lo que se desconoce su paradero.