Promete gobierno de Tamaulipas llegar hasta las últimas consecuencias

La PGJ estatal identificó a los cinco estudiantes de secundaría que fueron atropellados durante una persecución en Reynosa.

Ciudad de México

El gobierno de Tamaulipas lamentó la muerte de cinco estudiantes de secundaria durante la persecución de un grupo de civiles armados en el municipio de Reynosa.

Además expresa sus condolencias a los familiares de las jóvenes víctimas y reiteró su compromiso de llegar hasta las últimas consecuencias, dentro del marco de la ley, en la investigación de hechos.

En un comunicado, la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas identificó a los cinco estudiantes que murieron atropellados por civiles armados, quienes huían de un convoy militar, en el municipio de Reynosa.

Margarita Arriaga Cruz, de 15 años; Rosario de los Angeles Alvarez Hernández, 15 años; Josecil Castro Castro, 14 años; Juan Carlos Castillo Arizmendi, 13 años y Gerardo Martínez Cruz, 13 años, fueron identificados por las autoridades locales.

En el accidente una mujer y una niña resultaron lesionadas, aunque su estado de salud se reportó estable.

El incidente se registró a las 12:30 horas en el kilómetro 209 de la carretera Reynosa-San Fernando, frente a la escuela Secundaria Número 56, conocida como "Rodolfo Treviño Castillo", cuando un grupo de estudiantes se encontraban esperando la llegada de un transporte público para trasladarse a sus respectivos domicilios

Un agente del Ministerio Público del Fuero Común que integró la averiguación previa correspondiente, estableció lo siguiente: Dos civiles armados que tripulaban una camioneta pick-up Chevrolet Silverado color roja, en su intento de escapar de elementos del Ejército que los iban persiguiendo, por la alta velocidad perdieron el control del vehículo, el cual derrapó e impactó a los cinco estudiantes que esperaban sobre el acotamiento de la carretera la llegada de un transporte urbano.

En su carrera sin control, luego se impactaron contra dos vehículos estacionados a las afueras de la Secundaria, provocando lesiones a la señora Sandra Reyes Garza, de 31 años, y a la niña Areli Fernández, de 5 años.