Problemas de salud y economía están detrás de los homicidios

Otro aspecto que resaltan como “importante”, es el hecho de que la impunidad se convierte  en uno de los elementos principales para que la tasa de muertes violentas crezca con los años.
Investigadores de la UdeG presentaron un estudio en el CUCS.
Investigadores de la UdeG presentaron un estudio en el CUCS. (Cortesía)

Guadalajara

Los homicidios en Jalisco se deben abordar con una política transversal que no se estanque en catalogar el crimen únicamente como un tema de seguridad, así lo consideran investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) que ayer presentaron una serie de estudios en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) sobre el impacto social, económico y psicológico que genera la violencia.

Los académicos encargados de presentar el estudio -Antonio Reyna Sevilla y Guillermo Julián González Pérez- insistieron en que los homicidios se deben “abordar desde una perspectiva interdisciplinaria y no solo como un problema de seguridad pública”, es decir, para combatir este mal social, se requiere de coordinación entre distintos sectores gubernamentales, pero además, de que todos los involucrados entiendan las variantes alrededor de un asesinato y de dónde provienen para poder hacer una intervención adecuada.

Los investigadores consideran que los homicidios reflejan la educación, pobreza e incluso con la salud pública y en este sentido una investigación desde una perspectiva epidemiológica, “permite identificar aspectos relacionados al contexto social, y su distribución espacial y temporal”, rasgos que a la postre pueden aportar elementos importantes para ayudar a “tomar decisiones más acertadas” en el combate a la violencia.

Otro aspecto que resaltan como “importante”, es el hecho de que la impunidad se convierte en uno de los elementos principales para que la tasa de muertes violentas crezca con los años, y esta impunidad puede obedecer a la dinámica que han tomado las autoridades correspondientes cuando de investigar un homicidio se trata, pues generalmente se prioriza como responsable del asesinato al crimen organizado cuando estadísticamente, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), hay más homicidios que se cometen sin relación alguna con el crimen organizado que en relación a este.

En cuanto al tema geográfico, el estudio arroja datos que permiten identificar que la tasa de homicidios es más alta en sectores con alto grado de marginación, en tanto que “las tasas más bajas (de homicidios) están en zonas de baja y muy baja marginación social”, menciona el estudio, entendiendo por marginación, un concepto que se basa en las condiciones de vivienda, ingreso y educación.

El documento fue elaborado con datos del 2013, sin embargo la aportación del estudio es que puede aplicarse atemporalmente para conocer estadísticas y datos que permitan identificar zonas en donde el riesgo de homicidio es mayor y más importante aún según lo resaltaron los investigadores, conocer los lugares en los que se debe intervenir y con qué tipo de política abordar, pues no todo se resolvería con presencia de cuerpos policiales.

Riesgos

En 2013, los homicidios se registraron en los lugares más marginados y más de 70 % con armas de fuego, según estudio

En el mismo año, El Salto y Zapopan ocuparon el primero y segundo lugares, respectivamente, dentro del Área Metropolitana de Guadalajara con mayor peligro a que una persona fuera asesinado

De acuerdo con el Sistema Nacional de Información en Salud, los asesinatos en 2015 fueron la sexta causa de muerte en la ZMG