Privilegiar respeto a derechos, orden a tropas: Sedena

Responde la Sedena al Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro por el caso Tlatlaya.
Aniversario luctuoso de los hechos ocurridos en una bodega del municipio de Tlatlaya, Estado de México.
(Erika Flores)

Ciudad de México

La Secretaría de la Defensa Nacional respondió al Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro que en el caso Tlatlaya, como en todas las operaciones que realiza el Ejército, las órdenes al personal militar son ajustarse a la legalidad, proteger la vida de las personas y respetar de manera irrestricta los derechos humanos.

Respecto al informe del Pro en el que señaló que el 11 de junio de 2014 la orden del mando militar a las tropas desplegadas en ese municipio del Estado de México, donde murieron 22 civiles, fue "operar de noche de forma masiva con el fin de abatir delincuentes en horas de oscuridad", la Sedena precisó que se trata de un documento que contiene una serie de instrucciones para el relevo de la base de operaciones de San Antonio del Rosario, Estado de México.

El parte fue obtenido por la organización vía amparo y está firmado por el teniente coronel de Infantería, Sandro Díaz Rodríguez.

En un comunicado, la Defensa Nacional destacó que del análisis de las 38 indicaciones del documento se desprende que su propósito es que las operaciones castrenses se ajusten al marco jurídico vigente, que contempla el respeto irrestricto a los derechos humanos.

"...actuando en forma contundente y conforme a derecho, prevaleciendo en todo momento el respeto a los derechos humanos y a la observancia de la ley para prevenir y sancionar la tortura...".

"...la prioridad durante las operaciones será garantizar la seguridad de las personas inocentes, evitándose generar víctimas colaterales...".

"...las operaciones deben realizarse con estricto respeto a los derechos humanos, evitando cateos sin orden de la autoridad judicial, así como el traslado de detenidos al interior de instalaciones militares...".

"...deberá apegarse a lo establecido en la "directiva que regula el uso legítimo de la fuerza por parte del personal del Ejército y fuerza aérea mexicanos, en cumplimiento del ejercicio de sus funciones en apoyo de las autoridades civiles" y en la ley federal de armas de fuego y explosivos...".