Prevalece “imperio de impunidad” por ataques contra periodistas: CNDH

El organismo destacó que sólo 19% de los casos han sido consignados ante un juez y 10% de esos han tenido sentencia. Es decir, hay un índice de impunidad de 89%.

México

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos denunció "el imperio de la impunidad" que prevalece en el incremento de agresiones contra periodistas.

Destacó que de los casos registrados por homicidios, desapariciones de comunicadores y atentados contra oficinas de medios, sólo 19 por ciento de las investigaciones han sido consignados ante un juez y 10 por ciento de esos casos han tenido sentencia. Es decir, hay un índice de impunidad de 89 por ciento.

En agosto de 2013, la CNDH emitió una recomendación en la que advierte que la impunidad se presenta porque autoridades ministeriales incumplen con su obligación de investigar y recabar pruebas para llegar a la verdad de los ilícitos cometidos contra comunicadores.

Agregó que las autoridades encargadas de la seguridad pública tampoco han logrado inhibir a los agresores o desarrollado políticas públicas en materia de prevención del delito, tendentes a impedir la violencia que aqueja al gremio, por lo que genera, por acción u omisión, un aliento a la impunidad.

Estos actos vulneran los derechos humanos a la vida, la integridad, seguridad personal, jurídica y, en consecuencia, la libertad de expresión, indicó el organismo.

Del 1 de enero de 2010 al 28 de febrero de 2014, la CNDH recibió 347 expedientes de queja relacionados con violaciones a derechos humanos cometidas contra comunicadores y medios de comunicación.

De 2000 a la fecha, la comisión ha tenido conocimiento de la muerte de 88 periodistas o trabajadores del sector periodístico.

De 2005 a la fecha, la CNDH ha documentado la desaparición de 20 profesionales de la información, y de 2006 a 2014, recibió 41 quejas por atentados a instalaciones de los medios de comunicación de 24 entidades federativas.

La CNDH solicitó al gobierno federal, estatales, dependencias de seguridad y procuración de justicia en el país garantizar las condiciones de seguridad y prevención suficientes, a fin de que el desempeño de los comunicadores no se vea coartado ni amenazado por circunstancia alguna.

Además de implantar políticas públicas para garantizar la seguridad de los periodistas, especialmente para quienes cubren situaciones de riesgo.

Entre las peticiones de la CNDH está promover adiciones y reformas necesarias a las leyes y capacitar en materia de derechos humanos y libertad de expresión a los servidores públicos.