Presunto militar mata a su familia y se suicida

Las primeras pesquisas revelan que el hombre habría asfixiado a los menores, mientras que la mujer presenta huellas de golpes; los hechos ocurrieron en Ecatepec, Estado de México.
Personal de la Sedena acudió al sitio del multiasesinato.
Personal de la Sedena acudió al sitio del multiasesinato. (Gregorio Samsa/AFP)

Edomex

Un presunto militar asesinó a sus seis hijos, todos menores de edad, a su esposa y luego se quitó la vida colgándose en su vivienda en la colonia Nueva Aragón, en Ecatepec, Estado de México.

De acuerdo con la policía municipal y la Procuraduría General de Justicia mexiquense, el supuesto integrante del Ejército mexicano llegó a su casa en las calles Miguel Domínguez y Adolfo Ruiz Cortínez, juntó en la sala a sus hijos y esposa y los asesinó. Después se quitó la vida.

El hallazgo se efectuó la noche del 23 de diciembre. Los ocho cadáveres presentaban signos de descomposición, por lo que las autoridades presumen que el multihomicidio ocurrió hace varios días.

La procuraduría mexiquense informó que los cuerpos de los seis menores estaban recostados sobre una colchoneta y el de la mujer, de aproximadamente 30 años, se encontró tendido en una cama. El cadáver del militar colgaba de una ventana, atado con un lazo al cuello.

Al lugar arribaron elementos de los cuerpos de emergencia y de la Base de Operaciones Mixtas establecida en el fraccionamiento Las Américas.

El hombre, que fue identificado como Carlos Herrera, de 35 años, por algunos vecinos de la calle Miguel Domínguez, llegó a su casa y reunió a toda su familia en la sala.

Al principio se especuló que el hombre había asesinado a sus hijos con disparos en la cabeza, pero las diligencias ministeriales realizadas por el personal de la PGJEM en el inmueble descartaron elementos balísticos, heridas producidas por arma de fuego o punzocortantes en los cuerpos.

Posteriormente acudió el agente del Ministerio Público, quien dio fe de los hechos y ordenó el levantamiento y traslado de los cadáveres al Servicio Médico Forense de San Cristóbal y de San Agustín, para que se les practiquen las autopsias.

Los vecinos indicaron que la pareja se encontraba separada y que la mujer trabajaba como empleada doméstica. Varios dijeron que en algunas ocasiones los vieron discutir en la calle.

La PGJEM indicó que las pruebas periciales practicadas señalan, hasta el momento, que los seis menores fallecieron a causa de asfixia, mientras que la mujer presentaba diversos traumatismos en abdomen, tórax y cráneo.

Esos indicios, precisó la dependencia estatal, han permitido establecer como la principal línea de investigación que el varón adulto sería el responsable del asesinato de los pequeños y de la mujer, y posteriormente se suicidó.

Sin embargo, aclaró que una vez que concluyan las diligencias periciales que se realizan a los cuerpos, así como en el lugar de los hechos, se descartará o fortalecerá ésta o cualquier otra línea de investigación.

Según las autoridades mexiquenses, cuatro de los menores fallecidos son varones y dos niñas.