Muere niño en presa de Tlajomulco

El menor de 13 años ingresó a la Presa La Reventada en Santa Cruz del Valle

Tlajomulco

Un niño de trece años de edad falleció la tarde de este miércoles luego de introducirse en la Presa conocida como La Reventada en el municipio de Tlajomulco, otro menor de 15 años fue testigo de lo ocurrido.

El infante fallecido, identificado como Jesús Alejandro Hernández Méndez, habría ingresado a la presa ubicada en la localidad de Santa Cruz del Valle, sin embargo no logró mantenerse a flote y se perdió de vista de su acompañante.

Posteriormente, la dirección de protección civil y bomberos recibió el reporte y sus elementos de búsqueda y rescate acuático se trasladaron al lugar y comenzaron las labores para localizar el cuerpo del menor.

Apenas cuatro minutos después de haberse sumergido, el equipo de buzos encontró el cadáver de Alejandro Hernández que se situaba a cuatro metros de la orilla de la presa a una profundidad estimada de dos metros.

Esta presa ha sido escenario de múltiples fallecimientos por inmersión en los últimos dos años. En marzo de 2012 bomberos municipales rescataron el cuerpo de un hombre de 35 años vecino de la localidad que había acudido a un día de campo con su familia.

Un año después, el nueve de abril de 2013, el fallecido fue un hombre de 40 años de edad del cual no se revelaron datos puesto que el reporte vino de un par de pescadores que observaron el cuerpo flotando a cinco metros de la orilla.

El 17 de abril de este año, Oscar Hérrnandez Valle de 25 años saltó de la cortina de la presa cuando se encontraba en una tarde de recreación con familiares más no salió con vida, luego de varias horas de búsqueda elementos de Protección Civil lograron localizar el cadáver del joven.

En múltiples ocasiones, Felipe López Sahagún titular de protección civil en Tlajomulco ha exhortado a la ciudadanía a que eviten introducirse en presas, norias y ojos de agua del municipio toda vez estás se encuentran en terrenos de superficies irregulares, de gran profundidad, con fondo lodoso o incluso con vegetación en la que se pueden enredar las personas.

El cuerpo del menor de 13 años fue reconocido por familiares y trasladado al Servicio Forense para su correspondiente necropsia