Apedrean policías en la Vencedora

Cuando se encontraban en un rondín de vigilancia, se toparon con una riña entre pandilleros. Cuando se dieron cuenta de la presencia policiaca, comenzaron a agredirlos lanzándoles objetos.
Los elementos municipales reportaron los hechos, por lo que les fue enviado el apoyo de más unidades.
Los elementos municipales reportaron los hechos, por lo que les fue enviado el apoyo de más unidades. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Elementos de la Policía Municipal fueron recibidos a pedradas por pandilleros en la colonia Vencedora, después de que en su patrullaje por calles del sector, se toparon con una riña campal entre varios sujetos, quienes al ver la unidad, comenzaron a lanzar piedras y otros objetos.

Rápidamente los elementos municipales reportaron los hechos a la central de radios, por lo que les fue enviado el apoyo de más unidades para controlar la situación.

Por fortuna sus compañeros llegaron pronto y no se reportaron personas lesionadas en la riña, los policías se encontraban bien.

Vecinos de la colonia aseguran que es muy seguido que se presenten riñas y que hasta les ocasionen daños, siempre que llaman al Sistema Estatal de Emergencias no les reponden a tiempo y esta vez acudieron varias unidades porque la agresión fue contra policías y lo solicitaron vía radio.

"Sólo cuando a ellos les tiran, ahí si vienen rápido, pero cuando no hay patrullas, se pelean y uno está llame y llame y jamás nos atienden", dijo una vecina quien se mostró molesta porque la autoridad nunca se lleva detenidos, pues cuando llegan ya se retiraron del lugar y no son ubicados.

Las unidades que acudieron al apoyo, comenzaron con su patrullaje para intentar localizar a algunos sujetos de los que participaron en la riña y la agresión a los elementos.

Al parecer la unidad tampoco presentó daños pero ya se busca a los presuntos delincuentes para que paguen otros daños a viviendas.

La gente pide vigilancia de manera frecuente, ya que están hartos de los pandilleros del sector, que siempre hacen de las suyas y no respetan la tranquilidad de la gente.