Vi el video y es muy doloroso: mamá de mexicano baleado en EU

Agapita Montes, madre de Antonio Zambrano, dijo que espera que le entreguen rápido el cuerpo de su hijo, para darle cristiana sepultura.
Por teléfono, su primo es firme y contundente en su exigencia. Alza un poco la voz: "eso es el misterio que él estaba lesionado de las manos" y la policía afirma que estaba lanzando piedras.
Antonio Zambrano Montes fue asesinado el 10 de febrero, por policías de Pasco, Washington. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

Agapita Montes, madre de Antonio Zambrano, el mexicano asesinado la semana pasada por policías en EU, dijo que vio el video que muestra a su hijo huyendo de los agentes con los brazos en alto.

"(Es) muy doloroso, porque yo también vi el video y pues le disparan cae y todavía lo esposan. Eso no se hace porque yo digo que por muy grave que sea el delito se hubiera castigado como son las leyes", dijo entrevista radiofónica con Adela Micha en Grupo Imagen.

Antonio sufrió un "accidente en agosto del año pasado y no podía trabajar. Él tenía sus manos quebradas", aseguró la señora Agapita.

"Él me dijo 'mami no te preocupes, no tengo (dinero) para enviarte pero ya me estoy recuperando. Ya se me están controlando las manos, ya voy a empezar a trabajar", contó la madre de Zambrano.

Antonio Zambrano fue asesinado por policías estadunidenses quienes lo perseguían por presuntamente aventar piedras a los automóviles que transitaban por las calles de Pasco, Washington.

La señora Agapita ya está en la ciudad norteamericana en la espera de que le entreguen el cuerpo de su hijo.

"Yo quisiera que me lo entregarán rápido para darle cristiana sepultura. Los sepultaré en Pómaro, municipio de Aquila", lamentó la señora Montes.

Montes dijo que aún no cuenta con un abogado que la oriente, pero tiene el apoyo del gobierno mexicano.

Le di un abrazo, no sabía que sería el último: tía

Linda Zambrano, tía de Antonio Zambrano, dijo que la última vez que vio a su sobrino fue hace dos semanas cuando lo fue a visitar a Pasco, donde le pidió que se cuidara y le dio un último abrazo.

"Yo hace dos semanas fui a mirar donde estaba, lo miré y hablé con él, le dije: 'hijo, échale ganas, te quiero mucho', y le di una abrazo, nunca sabía que ese abrazo iba a ser el último", dijo Linda Zambrano en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

"Nos está constando bastante trabajo, pues moralmente estamos devastados", dijo.

Explicó que Antonio, que era trabajador agrícola y vivía en Pasco, había sido arrestado antes y estuvo seis meses en la cárcel. "Después de que salió de la cárcel, él ya no era él, ya fue otra persona, él ya no se sentía bien", dijo.