Policías extorsionadores salen libres bajo fianza

Los tres elementos de Seguridad Pública que fueron señalados por una empleada doméstica quien dijo le pidieron dinero para dejarla libre, ya no podrán reintegrarse a sus tareas de vigilancia.

Torreón, Coahuila

Los tres elementos de Seguridad Pública que fueron señalados por el delito de cohecho, lograron obtener su libertad bajo el beneficio del pago de una fianza, pero causaron baja de la corporación por pérdida de la confianza, por lo que inició su proceso administrativo, a través del departamento de Asuntos Internos.

El personal de la Policía Municipal explicó que será este departamento de Asuntos Internos, el que se encargue de tramitar la baja correspondiente, por lo cual ya no podrán reintegrarse a sus encomiendas de vigilancia.

Los ex agentes de la Policía Municipal recuperaron su libertad la tarde del pasado jueves, tras el pago de una fianza que fue impuesta por un juez penal, asimismo, los señalados tal cual tenían derecho por ser considerado un delito menor, aunque las investigaciones seguirán su curso en la Procuraduría General de Justicia del Estado.

La denunciante quien trabajaba como empleada doméstica señaló a los oficiales de la policía, ya que momentos antes estos la detuvieron por haberse robado un anillo de oro.

En relación a los hechos, una empleada doméstica señaló a los tres policías, de haberle pedido supuestamente dinero para dejarla libre, luego de que esta fuera señalada por robarle un anillo de oro a la propietaria de la vivienda en la cual prestaba sus servicios.

Por su parte, Gerardo Márquez Guevara, delegado de la Delegación I, de la Procuraduría de Justicia de Coahuila, explicó que los policías municipales, fueron retenidos por elementos del Grupo de Armas Tácticas Especiales (Gates), en el momento que transitaban sobre la carretera Torreón San Padro, en las cercanías del fraccionamiento Senderos.

Se les informó que habían sido detenidos por una denuncia penal que fue interpuesta por una mujer que expuso ante las autoridades ministeriales que le habían pedido la cantidad de 5 mil pesos para que la dejaran libre.

La denunciante quien trabajaba como empleada doméstica señaló a los oficiales de la policía, ya que momentos antes estos la detuvieron por haberse robado un anillo de oro, el cual le pertenecía a su patrona.

En su momento se expuso que los elementos policiacos tendrán la oportunidad de presentar alguna defensa legal que abogue a su favor y así esta aclare los hechos, en los cuales están involucrados.