Policías auxiliares, sin supervisión del estado: comisionado

El jefe de Seguridad Pública de Jalisco reconoce falta de personal para monitorear. Trabajadores del Grupo 37 acusan retrasos en sus pagos; el director general lo niega.

Guadalajara

Falta de supervisión y retraso de pagos son algunos de los problemas que enfrentan los policías auxiliares ante el rezago de personal por parte del gobierno del estado que se encargue de la revisión en la entidad.

El comisionado de Seguridad Pública de Jalisco, Raúl Alejandro Velázquez Ruiz, reconoció que la Fiscalía General del Estado, quien se encarga principalmente de supervisar a los grupos que cuentan con permisos para portar armas de fuego, no cuenta con trabajadores suficientes para hacer esta tarea, pues dijo que en el último año solo se han hecho revisión a una de las 14 que tienen licencia para portar armas, la cual fue sancionada.

"Hubo una sanción al grupo 32, se le retiró el armamento por encontrar irregularidades. Aclaro, ellos se comprometieron en un tiempo a dar solución a eso y se les reintegró el armamento para que continúen dando la función a sus clientes, empresarios o la persona que así lo requiera. Había armas que estaban modificadas, en mal estado y que generaban un riesgo para el propio elemento o al prestar el apoyo o la seguridad no iba a ser útil, igual había elementos que portaban armas que no les correspondían, en el área donde deberían de estar resguardadas no cumplían con el requisito", señaló el funcionario.

Otro de los problemas es la falta de pagos, o al menos así lo han denunciado poco más de cien elementos que conforman el grupo 37 de la policía auxiliar.

Distintos elementos de dicha corporación se entrevistaron con MILENIO JALISCO de manera anónima, donde aseguran que sus ingresos se han visto afectados debido a que sus quincenas no se las depositan en tiempo y forma, e incluso, a algunos les dan abonos de mil pesos hasta completar el sueldo.

"Sí a esta empresa va uno a quejarse, hay represalias, hay hostigamiento por parte de los patrones. Lo que pasa es que primeramente si levanta una queja, lo mandan llamar a uno (y los interrogan) o lo cambian de servicio; de estar en un lado desempeñando sus funciones, te mandan por allá, (lejos de donde anteriormente laboraban)", expresó un policía auxiliar.

Argumentan además, que primeramente les depositaban los días 15 y 30 de cada mes; sin embargo, después les recorrieron la fecha a los días 4 y 19, pero con comprobantes de depósitos de varios elementos de seguridad, que MILENIO JALISCO tiene copia, constata que al día 4 depositan un abono de mil pesos, en seguida el día 8 otros mil pesos, y liquidan totalmente el 11 del mes. No obstante, a otros solamente les depositan completo hasta el día 11.

Lo anterior se ha vuelto un "viacrucis" para los empleados de seguridad, puesto que argumentan, "los pagos del banco no esperan, y cuando nos atrasamos en nuestros pagos, nos cobran los intereses, y quien nos paga no le interesa y no nos pagará los intereses", aseguró otro elemento del grupo 37.

Debido a esto, los elementos de seguridad reiteraron que han querido hacer paro laboral, pero señalan que la empresa que contrata los servicios del grupo 37 "no tiene la culpa de los malos manejos", sino la dirección de la policía auxiliar.

En un comunicado interino que MILENIO JALISCO tuvo acceso, fechado del 20 de enero del 2015, reitera que la empresa se retrasará cuatro días en el depósito de la nómina de los elementos de seguridad del Grupo 37, debido a consecuencia de falta de pago de algunos de sus clientes.

"El retraso de estos 4 días es nuevamente consecuencia de la falta de pago de algunos de nuestros clientes y sobre todo por la falta de solvencia económica causada por la puesta en detenimiento del proyecto de uno de nuestros clientes, programado para iniciar a principios de este año. Lamentamos que deban de ser ustedes quienes sufran las consecuencias directamente", se puede leer en el comunicado.

Sin embargo, dicho anuncio termina con un alentador discurso para retomar la confianza de los elementos de la policía auxiliar: "Valoramos enormemente el sacrificio, lealtad y su valor por el trabajo. Éste es solamente un mal lapso; sin embargo, saldremos más fuertes y listos [...]".

Ante esto, el director general operativo del Grupo 37 de la Policía Auxiliar, Govea Gil, aseguró que el grupo tiene más de 20 años ofreciendo los servicios de seguridad con licencia por parte del gobierno de Jalisco, y en situaciones los pagos de nómina a los elementos pueden ser por dos días.

"Nosotros usamos la licencia por parte del Gobierno del Estado, nosotros capacitamos y rentamos lo elementos, pero nosotros pagamos la nómina que se les paga a los elementos. Nosotros tenemos 20 años, somos el grupo más grande, y eso no ha sucedido ni sucederá (retrasar los pagos). Sí, de repente en vez de quedar el 4 queda el 6 la nómina por cuestiones de finanzas", dijo Govea Gil.

Sin embargo, aseguró que estos retrasos no afectan los servicios, y si esto fuera así, ya les hubieran quitado el permiso por parte del Estado. "Nosotros nos regimos bajo las normas de la Dirección de Seguridad Pública del Estado, si eso fuera realidad, ya nos hubieran quitado las armas y los elementos serían asignados a otros grupos", agregó.

A pesar de lo anterior, el director general operativo del Grupo 37 de la Policía Auxiliar comentó que como muchas empresas en el país, pasan por crisis económicas, este grupo no es la excepción. "(Esta empresa) como muchas, ha tratado de sobrevivir de las situaciones económicas de cómo se presentan. [...] Sí es cierto, tenemos una situación delicada en cuestión, como toda la economía en México, que de repente no hay circulante y todo mundo le debe a todo mundo", finalizó el director general operativo.

Claves

Datos de los retrasos

- Desde enero de 2015 los trabajadores del Grupo 37 aseguran tener retrasos con sus pagos

- 15 y 30 eran los días que les pagaban en 2014

- 4 y 19 les recorrieron sus pagos quincenales en 2015

- Actualmente no hay fecha exacta para pagarles

- Son poco más de cien los policías con afectaciones