Policías del estado solicitan soluciones al gobernador

Algunos policías municipales y estatales, así como familiares de los 15 elementos emboscados en San Sebastián realizaron una concentración en la Plaza Liberación.
Aristóteles ratificó su apoyo a elementos de la Fuerza Única.
Aristóteles ratificó su apoyo a elementos de la Fuerza Única. (Cortesía)

Guadalajara

Acciones para mejorar los horarios y las instalaciones de trabajo, así como asesoría jurídica fueron parte de las peticiones que realizaron ayer un grupo de 500 elementos de la Fuerza Única de Jalisco ante la visita privada que tuvieron con el gobernador, Aristóteles Sandoval Díaz; mientras que por la tarde apenas unos 50 policías municipales, ex policías y familiares de los elementos emboscados en San Sebastián realizaron una concentración en Plaza Liberación como homenaje a los 15 fallecidos. 

El mandatario estatal acudió ayer por la mañana a las instalaciones de la Academia de Policía, luego del ataque que sufrió la Fuerza Única Jalisco el pasado 6 de abril a manos de presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en el que murieron 15 elementos.

“Se trató de un diálogo abierto en el que elementos de la Fuerza Única ratificaron su lealtad al señor gobernador del estado y al estado de Jalisco, así como el mandatario les refrendó también su apoyo permanente y personal a cada una de sus peticiones”, leyó en un comunicado el secretario general de gobierno, Roberto López Lara, posterior a concluir las reuniones, donde también asistió el fiscal general, Luis Carlos Nájera.

“Voy a ver la unidad que se encarga de lo jurídico para que sientan el respaldo, no están solos. Si actúan cumpliendo su deber, voy a involucrarme para defenderlos en los temas jurídicos”, dijo Sandoval a los mandos y elementos que estaban en la reunión.

López Lara destacó la necesidad de que exista un acercamiento y brindar apoyo a los policías que integran la Fuerza Única Jalisco y también afirmó que el siguiente paso es que la sociedad también apoye a la corporación y que no sea indiferente ante los hechos de la semana pasada. 

Sin embargo, la indiferencia se mostró durante la tarde, luego de que a la concentración que convocaron elementos de seguridad pública de la ciudad, sólo acudieron cerca de 50 personas entre uniformados, familiares de estos y parientes de los 15 agentes emboscados en San Sebastián del Oeste la semana pasada.

Los participantes llegaron a la Plaza Liberación vestidos de blanco y con una vela encendida.

Fernando Fernández, uno de los organizadores, aseguró que el objetivo de la marcha era reconocer la labor de los policías que perecieron en el cumplimiento de su deber.

Miguel Ángel Pérez Martínez, familiar de uno de los 15 gendarmes de la Fuerza Única, lanzó un llamado a los sujetos que privaron de la vida a los uniformados: “No se vale que nos arrebataran a un ser querido, ellos simplemente cumplían con su deber, ellos se dedicaban a trabajar como cualquiera de nosotros, cuando piensen en hacer esto recuerden que ustedes también tienen familia”.