Policías reprobados debieron ser consignados: Sales

Los 38 mil policías, mps y peritos que reprobaron controles de confianza debieron ser “investigados, consignados y sancionados en lugar de dejarlos en las calles”, señaló el Comisionado de ...
El comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, instruyó una serie de acciones luego del informe de la CNDH sobre Tanhuato.
El comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales. (Omar Franco)

Ciudad de México

Los 38 mil policías, ministerios públicos y peritos que fueron separados de las corporaciones por reprobar controles de confianza debieron ser “investigados, consignados y sancionados en lugar de dejarlos en las calles”, señaló el Comisionado de Seguridad Pública, Renato Sales.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Pública en la Cámara de Diputados, el funcionario federal dijo desconocer el destino de los 38 mil policías que fueron cesados por estar presuntamente vinculados a delincuencia organizada al igual que el de los ministerios públicos y peritos, que dijo, debieron ser investigados sobre todo si estaban presuntamente relacionados con el crimen organizado.  

En contraste, dicha instancia legislativa aprobó el dictamen para reformar los artículos 73, 88 y 108 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública para dar una segunda oportunidad a aquellos policías que reprueben los exámenes de control de confianza, siempre y cuando tengan un historial limpio.

“Yo agregaría cuál ha sido el destino de los 38 mil policías y cuál ha sido el destino de no sé cuántos agentes del MP y no sé cuántos peritos que han sido expulsados de las corporaciones precisamente con el apoyo en este paradójicamente inconstitucional artículo  (123) constitucional y le voy a dar la respuesta, yo no sé, no sé cuál ha sido el destino, ese es precisamente el tema. Si la aguja brinca porque la persona aparentemente está vinculada con  delincuencia organizada lo que tendríamos que hacer es investigarla, consignarla y sancionarla, no mandarla a la calle”.

En este contexto señaló que hay elementos que han dedicado su vida al servicio policíaco y que son expulsados de las corporaciones por temas de salud como obesidad y diabetes como consecuencia de sus mismas actividades por lo que calificó de injusticia que sean removidos de sus puestos, por ello urgió a cambiar el esquema de atención y reconocimiento de los policías con sueldos dignos.

En este sentido, señaló que ante el recorte presupuestal que afectó a todas las dependencias lo único que se puede hacer es racionalizar y vincular los recursos de éstas y atender los temas de manera corresponsablemente. Sales descartó una crisis de seguridad por los recortes presupuestales a áreas como prevención del delito.