Policías se paralizaron, según video

Testigos del homicidio del menor rinden declaración; uno afirma que los policías fueron advertidos que los maleantes portaban armas.

Monterrey

Los policías del municipio de Guadalupe que resultaron heridos al ser baleados por uno de dos asaltantes al que iban a capturar en un urbano, donde asesinó a un menor, se negaron a pedir refuerzos y de acuerdo a las imágenes que captó el video de la unidad, se paralizaron, cuando el desconocido los sorprendió y les disparó.

Antes de atacar a los uniformados, el delincuente que asesinó a Ángel Isaí González García, de 13 años, asaltó a los clientes de un bar y uno de los afectados del robo les solicitó apoyo.

Ese testigo compareció ante el fiscal y aseguró que el autor material del homicidio y su cómplice se identificaron como integrantes de un grupo criminal al momento que irrumpieron en el bar.

Dijo que después de que se apoderaron de sus pertenencias, los siguió y alcanzó a verlos abordar el urbano, por lo que reportó el hecho a los uniformados Jorge Vicencio Cruz y Sergio Santiago Sanjuán que pasaban por el lugar al momento de los hechos.

El afectado aseguró que les advirtió a los policías que los asaltantes andaban armados y les sugirió que pidieran refuerzos, pero se negaron y decidieron cerrar el paso al camión al que abordaron, uno por cada puerta.

Agregó que subió tras ellos y les identificó a uno de los delincuentes, al que describió como gordo y pelón, y cuando se acercaron a detenerlo los sorprendió y les disparó.

El policía Santiago Sanjuán narró esos mismos hechos al comparecer, pero no refirió nada sobre los motivos que tuvieron para no accionar sus armas, ni de la advertencia que les hizo el civil afectado.

Pero los movimientos de los dos uniformados fueron captados por la cámara de circuito cerrado con el que cuenta el urbano de la Ruta 2, en el que acontecieron los hechos, y en la cual sólo quedaron las imágenes del sujeto que accionó el arma calibre 9 milímetros, según los dos casquillos que aseguraron los peritos de la Procuraduría de Justicia.

A la versión del afectado en el robo, se sumó la del conductor del transporte, quien aseguró que fueron dos los presuntos delincuentes los que abordaron la unidad como pasajeros, incluso, pasaron sin pagar y luego uno de ellos regresó a darle el monto del pasaje.

Agregó que eso fue minutos antes de que la unidad de la Policía de Proximidad de Guadalupe les cerrara el paso en calles de la colonia 13 de Mayo.