Policías frustran el plagio de una bebe y capturan a tres en Puerto Vallarta

Los sujetos ingresaron a la finca en busca del propietario. Al no encontrarlo tomaron a la recién nacida  por la que exigían un millón de pesos a cambio no de hacerle daño. 

Puerto Vallarta

Un golpe a la delincuencia lograron los oficiales de la Policía de Puerto Vallarta al capturar a tres individuos procedentes de San Blas, Nayarit; que privaron de la libertad a una bebé de un mes de nacida y exigían a su madre una fuerte cantidad de dinero.

Los hechos se registraron alrededor de las 13:30 horas de este viernes, cuando a un domicilio del fraccionamiento Las Aralias llegaron tres individuos y tras amagar a la empleada, ingresaron a la finca en busca del propietario. Al no encontrarlo aprovecharon que en ese momento llegaba la esposa de éste con su bebita de un mes de nacida en brazos, a la que amenazaron exigiéndole un millón de pesos a cambio no de hacerle daño a la menor de edad.

Ante esta situación, la mujer aceptó darles lo que tenía en sus cuentas bancarias, para ello la abordaron a su propio auto y uno de los presuntos delincuentes se fue con ella y con la bebé, los otros los escoltaron a bordo de una camioneta Explorer, con rumbo a un banco ubicado en el fraccionamiento Fluvial Vallarta.

La mujer ingresó a la institución bancaria para realizar el retiro de dinero, en tanto que el sujeto que le acompañaba se quedó con la bebé en garantía de que regresaría, pero ella aprovechó el momento para reportar los hechos a las autoridades.

Inmediatamente oficiales de la Policía Preventiva de esta ciudad, implementaron un operativo y al llegar al banco alcanzaron a ver que el presunto plagiario salía corriendo del auto de la víctima dejando a la niña en el asiento, e intentó darse a la fuga, sin embargo fue atrapado.

Tras su captura, Arturo Curiel, de 40 años de edad, dijo a los policías que sus cómplices iban a bordo de una camioneta Explorer en color arena con placas de Nayarit, misma que fue localizada minutos después en el cruce de las calles 5 de Septiembre y Emiliano Zapata, en el centro de la delegación de El Pitillal; a bordo iban José Ángel Sánchez, de 38 años de edad y Gustavo Mendoza, de 28, procedentes de San Blas, Nayarit.

En la camioneta se encontró un teléfono celular propiedad de la víctima y un rollo de cinta gris, los cuales quedaron asegurados como parte de los indicios, y enseguida los tres sospechosos fueron entregados a la delegación regional de la Fiscalía General del Estado.