Policías y ejidatarios se enfrentan; dejan saldo de 5 detenidos

Hubo 15 vehículos asegurados y varios campesinos lesionados, aseguran.
Hasta las 9 de la noche de ayer, los detenidos seguían ante el MP.
Hasta las 9 de la noche de ayer, los detenidos seguían ante el MP. (Francisco Villeda/Cuartoscuro)

Atitalaquia

Al menos cinco personas fueron detenidas, 15 vehículos asegurados y varios lesionados como saldo de dos enfrentamientos en las inmediaciones de la autopista Arco Norte entre el grupo antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo y un grupo de ejidatarios de Atitalaquia, liderados por Rosendo Cruz Rufino, ex presidente municipal de Tlahuelilpan y representante campesino de la región.

 De acuerdo con los reportes preliminares el grupo de ejidatarios había planeado acudir a la delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Pachuca a realizar una manifestación cuando fueron interceptados por efectivos de la policía estatal.

Los ejidatarios intentaron ingresar con varios tractores agrícolas a la autopista Arco Norte, a la altura de la caseta del municipio de Atitalaquia en la comunidad de Tlalminulpa, sin embargo se les negó el acceso por lo que en protesta iniciaron el bloqueo de la autopista.

Al lugar acudió el personal de la Policía Federal, así como del grupo antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública para dialogar y retirar el bloqueo para permitir el tránsito pues la circulación se afectó por más de dos horas.

 El reporte de las autoridades señala que luego de mantener el diálogo con los ejidatarios, iniciaron los empujones y jaloneos entre los agentes de la policía estatal y el grupo de campesinos, quienes arrojaron piedras y palos contra los oficiales, mismos que intentaron retirar el bloqueo de la vía Arco Norte, por lo que se generó un enfrentamiento.

La policía capturó a cinco personas, quienes presuntamente habían arrojado piedras a los agentes de seguridad pública, así como a las patrullas, mientras que los ejidatarios se replegaron fuera de la autopista Arco Norte, por lo que alrededor de las 13:00 horas la vialidad fue reestablecida en ambos sentidos, en las direcciones a Tula y a Pachuca.

El grupo de ejidatarios se mantuvo debajo del puente del Arco Norte con la manifestación para exigir apoyos por parte de la Sagarpa y mejor distribución del agua a la Conagua. Entablaron nuevamente una negociación la cual generó la liberación de tres personas que minutos antes habían sido detenidas.

Luego de haber cesado el enfrentamiento, el secretario de Seguridad Pública Alfredo Ahedo Mayorga, en conjunto con el delegado de la Policía Federal, César García Nuño, quien acudió con personal para desbloquear la vía, entablaron nuevamente las negociaciones con los ejidatarios quienes exigían el tránsito a la ciudad de Pachuca.

Posterior a dos horas de negociaciones, el grupo de ejidatarios volvió a arremeter contra los oficiales, por lo que se generó un segundo enfrentamiento y volvieron a arrojarse piedras y palos, mientras que los oficiales respondieron con toletes y gas lacrimógeno.

El resultado del segundo enfrentamiento fue la detención de tres personas más, quienes presuntamente son los responsables de dañar patrullas de la policía estatal, además del asegurar 15 vehículos de los ejidatarios, mientras que algunos fueron liberados.

DOBLE CHOQUE

Los labriegos lograron despojar a agentes estatales de dos chalecos antibalas y un arma R-15. Los vehículos asegurados fueron remitidos al corralón.

Los detenidos fueron trasladados al Ministerio Público en la capital para deslindar responsabilidades por el enfrentamiento y los daños.

Alrededor de las 19:00 horas se logró despejar la vía Arco Norte y dispersar la manifestación que se dirigía a Sagarpa y Conagua en Pachuca.