Policías de Progreso denuncian a mandos

Policías piden que el alcalde Alfredo Zúñiga Avilés, tome cartas y contribuya a dar solución y mejorar con esto las condiciones de trabajo.
El problema al interior de la corporación de seguridad se presenta a escasos meses de la llegada de un nuevo director de seguridad.
El problema al interior de la corporación de seguridad se presenta a escasos meses de la llegada de un nuevo director de seguridad. (José Martín Anaya )

Progreso de Obregón

Elementos de la dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Progreso de Obregón denunciaron que existe hostigamiento de parte de altos mandos de la corporación por lo que prevén manifestarse en los próximos días.

Señalaron que la protesta se realizará antes de que termine este mes, en donde los elementos de seguridad expondrán la problemática que los queja en su fuente de trabajo.

La inconformidad es con miras a solicitar la intervención del alcalde, Alfredo Zúñiga Avilés, para que tome cartas y contribuya a dar solución y mejorar con esto las condiciones de trabajo.

Los oficiales, quienes pidieron omitir sus identidades por temor a perder sus fuentes de trabajo, indicaron que en los últimos días han sido sujetos de presiones, lo cual les impide cumplir a cabalidad con su tarea. Y es que señalan que a varios se les ha pedido una especie de cuota, cuyo destino final y uso desconocen.

En caso contrario, aseguran que han sido sujetos de algún tipo de represión e intimidación, como el que lo correrían si no acatan estas instrucciones.

Sobre esto último señalan que les han pedido que el caso lo manejen con mucha reserva. Al considerar como injusta esta medida, varios elementos de la corporación ya se organizan para en los próximos días manifestarse y externar su inconformidad al respecto, antes de que la situación se agrave, esperan ser escuchados por el alcalde, o de lo contrario mantendrán con firmeza su amenaza de manifestación.

Cabe recordar que hasta unas semanas los oficiales de seguridad denunciaron también que fueron presionados para entregar hasta 70 pesos diarios, además de reportar cierta cantidad diaria de infracciones de tránsito, derivado de estos algunos elementos optaron por renunciar, generando un déficit de hasta 15 policías.

El problema al interior de la corporación de seguridad se presenta a escasos meses de la llegada de un nuevo director de seguridad: Porfirio Téllez,  y es que durante la gestión de su antecesor, Rubén Estrada Aguilar, surgieron muchas voces que denunciaban supuestos actos de corrupción dentro de la corporación de seguridad.

Fue a principios de agosto cuando se anunció el cese del mando de seguridad, (Estrada Aguilar), mismo que semanas después fue detenido (ya como oficial de seguridad en Tlahuelilpan) y puesto a disposición de las autoridades federales (Seido) por estar involucrado en supuestos delitos federales.

Sobre las supuestas pugnas que existen dentro de la dirección de seguridad, el gobierno que encabeza el petista, Alfredo Zúñiga Avilés, no ha externado una postura al respecto.