Policía detenido por secuestro muere bajo custodia de Procuraduría de Tabasco

La dependencia negó tortura y dijo que se trató de un infarto agudo al miocardio.

Villahermosa

La Procuraduría de Tabasco informó que un policía municipal de Huimanguillo, detenido el viernes por presuntamente formar parte de una banda de secuestradores en los límites con Veracruz, murió ayer sábado bajo su custodia.

En un comunicado, la Procuraduría tabasqueña asegura que el fallecido es Mateo Jacinto Rodríguez, de 49 años y miembro activo de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Huimanguillo, Tabasco, quien fue puesto a disposición “por su probable participación en diversos plagios, que forman parten de una investigación muy amplia que está llevando a cabo la Policía de Investigación en coordinación con otras instancias de seguridad”.

La Procuraduría tabasqueña informó que el oficial empezó a sentirse mal a las 00:30 horas de este sábado y los agentes ministeriales decidieron trasladarlo al Hospital Juan Graham --ubicado a unos diez kilómetros del lugar-- donde al arribar al área de urgencias no había personal que lo atendiera.

“Los elementos de la Policía de Investigación se dieron a la tarea de localizar una camilla para que recibiera la atención debida. Inmediatamente después, los médicos del Hospital Juan Graham lo valoraron y determinaron que ya había fallecido”, aseguró la Procuraduría.

De acuerdo con la Procuraduría, el policía fallecido fue valorado por un médico legista de esa institución y también se le realizó una valoración médica en la Dirección de la Policía de Huimanguillo, “sin que mostrara huellas de lesión externa”.

Tras fallecer, en el Servicio Médico Forense “en presencia de personal del área de Derechos Humanos de la PGJ, así como de una médico legista de la Procuraduría General de la República, delegación Tabasco, se procedió a video grabarlo y a la práctica de las fijaciones fotográficas, previo a la necropsia”.

Según la necropsia, Mateo Jacinto Rodríguez falleció de un infarto agudo al miocardio, habiéndose remitido al Laboratorio de Patología muestras de tejidos cardiaco, renal y hepático para su estudio correspondiente.

El jueves, un fallido secuestro derivó en la detención de dos policías municipales y la búsqueda de otros tres agentes, tras una balacera con fuerzas estatales, en una comunidad del municipio de Huimanguillo; uno de los detenidos en los hechos fue el fallecido.