Policía Regia creció 1.89% entre enero y noviembre

La nómina oficial que publica Monterrey en su portal de internet muestra un crecimiento muy por debajo de la expectativa de contar dos mil uniformados al cerrar el trienio.
Los primeros en llegar a la escena fueron los elementos de la Policía Regia.
Los primeros en llegar a la escena fueron los elementos de la Policía Regia. (Especial)

Monterrey

Aunque su objetivo es llegar a 2 mil elementos al concluir su gestión, Margarita Arellanes, está muy lejos de esta meta.

A enero de 2013, Monterrey contaba con 895 policías y la última cifra, de noviembre pasado, arroja que la ciudad cuenta con 912 uniformados.

Esto significa que en 11 meses la Policía de Monterrey registró un crecimiento de apenas 17 oficiales, entre enero y noviembre del año pasado.

La información se desprende de la nómina que el Ayuntamiento publica en su portal de internet, www.monterrey.gob.mx, de acuerdo a una revisión que realizó MILENIO Digital.

En ese sentido, si el municipio mantiene ese ritmo de crecimiento, de 17 policías cada 11 meses, requeriría de 58.6 años para cumplir con la suma de los 2 mil oficiales la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes ofreció para cuando termine su periodo al frente de la administración regiomontana, en octubre de 2015.

La cifra surge entre las contrataciones y despidos de uniformados a lo largo de los 11 primeros meses de 2013, y no contempla a los 87 cadetes que se graduaron el 10 de diciembre del año pasado  del Centro de Capacitación Continua de la Policía de Monterrey, ubicado en el Parque Alamey, pues aún no registran en la relación de empleados que el Ayuntamiento publica en su sitio de internet.

En aquella ocasión la alcaldesa aseguró que la corporación contaba con mil 097 elementos de seguridad.

Desde su campaña electoral, Arellanes prometió que la Secretaría de Seguridad y Vialidad contaría con 2 mil oficiales dedicados a la seguridad, sin embargo, a poco más de un tercio de su gestión, el crecimiento en la nómina de uniformados ha sido marginal, de apenas 1.89 por ciento.

La información que aparece en el reporte de internet revela que la nómina en enero de 2013 contemplaba 985 empleados en la Dirección Operativa de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad que en ese tiempo era la Secretaría de Policía Preventiva de Monterrey, de los cuales 895 eran oficiales de policía.

En febrero había 788 empleados, de los cuales 754 eran uniformados, mientras que en marzo contaban con 801 empleados y de ellos 762 eran uniformados; para abril la nómina era de 799, por  759 encargados de la vigilancia y para mayo la cantidad había subido a 903 elementos por una nómina total de 942.

En junio había mil 039 personas, y de ellos 996 uniformados, y para julio llegaron más, pues la cantidad subió a mil 065 policías de una nómina de mil 109 empleados.

En agosto descendió a mil 075 la nómina general, por mil 017 de oficiales, y en septiembre también bajó a a mil 072, la total, por mil 012 oficiales; la cantidad continuó en picada hasta llegar a mil 022 la total, por 954 de policías en octubre y en noviembre cayó hasta 912 elementos de seguridad de una nómina general de mil 011.

Incluso en octubre la corporación sufrió una sensible baja, sumado a que por una orden de la Secretaría de Marina Armada de México, decenas de marinos asignados para la vigilancia en el municipio de Monterrey fueron retirados y ahora su función sería dar apoyo en operativos en distintas partes del estado, ya no sólo en la capital.

En febrero de 2013, Arellanes prometió que pese a la militarización actual de las policías, que heredará una corporación 100 por ciento civil, desde mandos hasta su personal operativo.

Arellanes dio a conocer en esa ocasión, que existe un plan para prescindir en forma paulatina de los servicios de mandos de la Secretaría de Marina.

El plazo para ello coincide prácticamente con su fecha de salida de la administración municipal, en el año 2015.

El proyecto municipal contempla dejar 2 mil elementos en la policía regiomontana, todos de corte civil pero capacitados con los estándares federales, es decir, mil 500 uniformados adicionales a los que hoy tiene la corporación.

El pasado viernes el municipio anunció la salida de Augusto Cruz Morales de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad, para dejar en su lugar al vicealmirante José Guadalupe Ávila Gil.