Policía de McAllen descarta vínculo de regios con fraude a Target

Mary Carmen García y Daniel Guardiola Domínguez fueron detenidos ayer cuando intentaban ingresar a los Estados Unidos con varias tarjetas clonadas.

McAllen, Texas

Autoridades de Estados Unidos descartaron que las dos personas originarias de Monterrey, Nuevo León, detenidas ayer en la frontera, estén relacionadas al robo de información de tarjetas de crédito a Target.

Ayer por la noche, un funcionario federal con conocimiento del caso dijo que hasta este momento no se ha identificado relación alguna entre la detención realizada en McAllen y la investigación de la penetración a Target, pero declinó ofrecer más detalles.

Esto fue dado a conocer luego de que el jefe de la Policía de McAllen, Víctor Rodríguez, asegurara que los regiomontanos Mary Carmen García, de 27 años, y Daniel Guardiola Domínguez, de 28, habían usado tarjetas con información de cuentas de varios habitantes del sur de Texas, para comprar numerosos artículos en minoristas nacionales de la zona, como BestBuy, Wal-Mart y Toys R Us.

Ambos permanecen detenidos por el delito de fraude en McAllen, Texas.

Tras darse a conocer la detención de los regios y la presunta relación que había con el fraude a Target, la empresa, con sede en Minneapolis, dijo la semana pasada que había logrado bloquear más de una decena de operaciones que buscaban engañar a las víctimas del robo de datos a través de correos electrónicos, llamadas telefónicas y mensajes de texto.

Dado lo anterior, la Policía de McAllen comenzó a trabajar con el Servicio Secreto después que se detectaron varias compras fraudulentas el 12 de enero en tiendas minoristas de la zona. El Servicio Secreto confirmó que las cuentas fraudulentas estaban relacionadas con los datos robados a Target a finales del año pasado.

Los investigadores revisaron videos de seguridad de los comerciantes del área de McAllen en busca de los estafadores, agregó, sobre los que pudieron identificar a dos personas y un vehículo con placas de México.

Con la ayuda de la Policía de Inmigración y Aduanas, los investigadores confirmaron la identidad de los sospechosos gracias a los registros de inmigración de cuando entraron a Texas en el mismo vehículo. La policía preparó órdenes de arresto la semana pasada y esperaron a que regresaran a suelo estadounidense.

El domingo por la mañana funcionarios federales alertaron a la policía que los dos estaban en el Puente Internacional de Anzaldúas tratando de entrar a Estados Unidos. Llevaban 96 tarjetas fraudulentas.

Víctor Rodríguez, jefe de la Policía de McAllen, dijo que los investigadores sospechan que García y Guardiola escogían los domingos para hacer sus compras con la esperanza de que los bancos se demoraran en detectar el fraude, y agregó que espera que tanto García como Guardiola sean encausados bajo cargos federales.